Volver

Cavas

El cava es mucho más que una excusa para el brindis. Es un vino de placer, que además representa un estandarte para la viticultura nacional, con una producción anual de más de 240 millones de botellas que se venden en todo el mundo. El éxito del cava en el mercado global no es consecuencia de una acertada política de marketing, sino el resultado...

El cava es mucho más que una excusa para el brindis. Es un vino de placer, que además representa un estandarte para la viticultura nacional, con una producción anual de más de 240 millones de botellas que se venden en todo el mundo. El éxito del cava en el mercado global no es consecuencia de una acertada política de marketing, sino el resultado de una larga tradición orientada a elaborar vinos de calidad. Desde que en 1872 Josep Raventós elaboró las primeras botellas de este vino burbujeante, el sector del cava ha experimentado un desarrollo espectacular. Tal es así que actualmente existen unas 300 bodegas consagradas a su producción, que no solo se asientan en la localidad catalana de Sant Sadurní d'Anoia –capital del cava–, sino también en otras zonas del viñedo peninsular. A través de un siglo y medio de historia, el cava ha sabido adaptarse a las distintas circunstancias, forjando primero su personalidad con la trilogía de variedades autóctonas del Penedès –xarel.lo, macabeo y parellada–, y construyendo más tarde una larga diversidad de marcas y gamas, que hoy
dan lugar a una oferta fascinante.

Leer más