Volver

Grandes de Rioja

Entre las (buenas) razones que tiene un amante del vino para beber en grande, es decir, en formato magnum (1,5 l) o doble magnum (3,0 l) destacamos las siguientes:

- El gran formato favorece un envejecimiento del vino más lento y armonioso. Gracias a la mayor capacidad de la botella, la evolución del vino es más lenta y pausada, logrando una ...

Entre las (buenas) razones que tiene un amante del vino para beber en grande, es decir, en formato magnum (1,5 l) o doble magnum (3,0 l) destacamos las siguientes:

- El gran formato favorece un envejecimiento del vino más lento y armonioso. Gracias a la mayor capacidad de la botella, la evolución del vino es más lenta y pausada, logrando una mejor uniformidad y estabilización.

- Es el sistema ideal para conservar en bodega grande vinos de larga guarda. Su tamaño favorece la ralentización del proceso de envejecimiento.

- Es un placer que se comparte entre amigos. Una botella magnum se abre para una mesa con varios comensales dispuestos a confraternizar en el placer del vino y la gastronomía.

- Es una excelente inversión. En comparación con el formato de 0,75l, los formatos mayores, no es caro, considerando que garantiza al vino una vida más larga. Es, por tanto, el tamaño adecuado si se quiere invertir en una botella.

Leer más