Volver

Otros vinos del Mundo

Aunque en los países vinícolas de la vieja Europa la difusión de los vinos de los que se conoce como Nuevo Mundo se percibe con cierto resquemor -cuando no con un pánico declarado, ante la presencia de "nuevos bárbaros" que llegan para comerse el pastel-, para el amante del vino con horizontes abiertos y paladar curioso, la posibilidad de descor...

Aunque en los países vinícolas de la vieja Europa la difusión de los vinos de los que se conoce como Nuevo Mundo se percibe con cierto resquemor -cuando no con un pánico declarado, ante la presencia de "nuevos bárbaros" que llegan para comerse el pastel-, para el amante del vino con horizontes abiertos y paladar curioso, la posibilidad de descorchar botellas llegadas de los más diversos rincones del planeta se antoja como una aventura fascinante: es como viajar por los viñedos del mundo, sin moverse de LAVINIA.

Evidentemente, el salto cualitativo que han experimentado en las últimas décadas países como Sudáfrica o Nueva Zelanda supone toda una ventaja para el consumidor. Para el productor, esta situación representa un desafío, ya que cada día la competencia es mayor y está mejor cualificada. En todo caso, esto también beneficia directamente a los amantes del vino.[br]
La gran desventaja de la globalización de los procesos que se requieren para elaborar un vino de calidad es que, paralelamente, se ha producido una globalización del gusto, con unos estándares de carácter y estilo que prevalecen en una buena parte de las bodegas del ancho mundo. Así, hoy es fácil encontrar vinos similares procedenets de países diversos.[br]
Por ello, es necesario agudizar el sentido crítico para seleccionar vinos como los que presentamos en LAVINIA. Hay que probarlos para descubrir que hay algo más que uniformidad en el globalizado viñedo de este comienzo del siglo XXI.

Leer más