Volver

Rioja

SUMARIO

En tiempos dominados por el marketing, como los que nos ha tocado vivir, se puede decir que Rioja es la marca más consolidada del vino español. Es una bandera, una categoría, un gusto y un estilo. Una manera de entender el vino. Por eso, en cualquier lugar del mundo, se puede pedir "un rioja" sin temor a verse decepcionado.
Pero Rioja es mucho ...

En tiempos dominados por el marketing, como los que nos ha tocado vivir, se puede decir que Rioja es la marca más consolidada del vino español. Es una bandera, una categoría, un gusto y un estilo. Una manera de entender el vino. Por eso, en cualquier lugar del mundo, se puede pedir "un rioja" sin temor a verse decepcionado.
Pero Rioja es mucho más que un sello, porque la esencia de los vinos de esta región es tan profunda que supera con creces el alto valor que supone la certificación del Consejo Regulador de la D.O.Ca., que vela por que se mantengan los estándares de calidad imponiendo unas reglas rigurosas para que Rioja siga siendo por siempre Rioja.
Aunque, en realidad, los aficionados a los grandes vinos del mundo no necesitan consultar las normas para saber que Rioja es un vino y es también muchos vinos. Porque, entre otras cosas, la riqueza vinícola de esta zona reside en la diversidad, en un carácter único que declina en tres perfiles, aquellos que ofrecen los viñedos de las tres subzonas: Rioja Baja, Alta y Alavesa.
Las tres piezas del puzzle riojano ofrecen a su vez multitud de matices diferenciadores, acordes a las particularidades de cada parcela de viñedo, el componente varietal (no todos los riojas están elaborados con tempranillo: las tintas graciano, mazuelo, garnacha y maturana y las blancas viura, malvasía y garnacha, entre otras, también tienen un papel en la viticultura riojana), la mano del hombre que cultiva las viñas y la tradición vinícola que defiende cada bodega.
Esta riqueza, esta fabulosa diversidad, es que inspira la selección de vinos de Rioja que en LAVINIA hemos preparado y que aquí les presentamos.

Leer más