Volver

La Rioja Alta, S.A., Viña Ardanza Reserva, 1994 Tinto - 0,75L

La Rioja Alta, S.A., Viña Ardanza Reserva, 1994

Probablemente, ningún otro vino español tiene una corte de consumidores tan fieles como el Viña Ardanza. Algo que en ningún caso sorprende, porque este vino es todo un clásico en La Rioja, un baluarte dentro de un estilo de vinos marcados por la crianza y una equilibrada acidez, lo que les aporta una larga p...

Probablemente, ningún otro vino español tiene una corte de consumidores tan fieles como el Viña Ardanza. Algo que en ningún caso sorprende, porque este vino es todo un clásico en La Rioja, un baluarte dentro de un estilo de vinos marcados por la crianza y una equilibrada acidez, lo que les aporta una larga perspectiva de guarda. Viña Ardanza es una bodega fundada en el año 1890 y su prestigio va más allá de las fronteras españolas. 

Leer más

7,75 ptos

Club LAVINIA : Acumule puntos comprando este artículo.

Sus puntos se transformarán en euros y los podrá utilizar en su próxima compra.

LAVINIA TECA

Ficha Técnica

Aroma
El aroma es envolvente, conjunción perfecta de los olores vinosos propios de la uva con los de la crianza en barrica de roble americano.
Sabor
De sabor carnoso, potente, tánico, especiado, redondo; es un vino corpulento, fuerte, vigoroso, pero con todos sus sabores íntimamente ligados dando un todo armonioso y elegante. El retrogusto es largo, dejando una agradable sensación en la boca durante largo tiempo.
Viticultura
Viña Ardanza se encuentra en el municipio de Fuenmayor. Son 50 Has. de terreno plantadas de Tempranillo. La Garnacha procede de la Rioja Baja. Se completa con otras fincas propiedad de la bodega en la Rioja Alta, que se seleccionan cada año.La alta graduación alcohólica, el buen color, extracto, pH y acidez adecuados, nos inducen a creer que esta cosecha podrá equipararse a las grandes añadas de Rioja. El clima ha sido el factor determinante de estos resultados: el invierno, con temperaturas superiores a las normales y muy pocas precipitaciones, incidió en un adelanto vegetativo notable que se retrasó ligeramente en el mes de abril debido al frío. Volvió a recuperarse en verano, merced a una climatología benigna, que tuvo como consecuencia que las uvas en la primera quincena de septiembre estuviesen ya a punto para la vendimia. Las lluvias caídas en algunos días concretos de dicho mes hicieron engordar los racimos, traduciéndose en un aumento de la cosecha, que no incidió en la calidad del producto final. La cantidad fue de unos 244 millones de kilos (171 millones de litros). Esta cifra puede considerarse normal en Rioja en esos años, aunque inferior a la necesitada por la fuerte demanda que actualmente tiene nuestra Denominación. Debemos señalar fundamentalmente que las uvas entraron en los lagares en un estado de sanidad muy bueno y que las fermentaciones fueron rápidas y perfectas, parámetro éste que incide en la calidad futura de los vinos destinados a crianza y reserva.
Vinificación
Tras la fermentación alcohólica y maloláctica pasa a barricas en Mayo del 95. Después de 7 trasiegas artesanales, hechas de seis en seis meses, a la luz de la vela, se embotella en Noviembre del 98.
Temperatura de servicio
16ºC
Alcohol
13.0
Sugerencia de acompañamiento
Carnes de caza y las aves de corral.
Tipo de Uva
Tempranillo, Garnacha.
Bio
No
Consumir preferentemente en
2015 - 2025