Volver

Comprar Francia online

Las palabras vino y Francia van de la mano. La tradición define a este país, sus cepas y métodos de vinificación han creado escuela en el mundo entero. Francia tiene una ventaja que los otros paíse...

Leer más

Vinos por página 12 24 36
Vinos por página 12 24 36

Francia

Las palabras vino y Francia van de la mano. La tradición define a este país, sus cepas y métodos de vinificación han creado escuela en el mundo entero. Francia tiene una ventaja que los otros países no tienen: su diversidad geográfica y climática. Estas características permiten elaborar desde blancos ligeros con personalidad hasta tintos sedosos y aromáticamente inimitables. Cada región francesa tiene sus vinos típicos en estrecha relación con la gastronomía local. Las principales zonas productoras de Francia son: Alsacia protegida por Los Vosgos que la bordean de norte a sur , destaca por sus vinos blancos elaborados con variedades como la Gewürtztraminer , Muscat de Alsacia o la Pinot blanc. Beaujolais, ocupa una amplia zona, desde el sur de Mâcon hasta los alrededores de Lyon. El Beaujolais Nouveau se debe beber muy joven.
La palabra Burdeos supone una reverencia para el conocedor y amante del vino, de los viñedos de esta zona nace el mayor número de grandes vinos del mundo y las cepas más afamadas como la Cabernet Sauvignon o la Merlot. Las DO en Burdeos son más de 53, entre ellas Bordeaux, Médoc, Margaux, Pauillac, Saint-Julien, Saint-Estephe, Graves, Pomerol, Saint-Emilion, Barsac y Sauternes, Entre-Deux-Mers y Bordeaux Supérieur.
Si buscamos la sedosidad y elegancia tenemos que hablar de Borgoña, que se divide en seis regiones: Chablis y Yonne, Côte d'Or, Hautes Côtes, Côte Chalonnaise, Mâconnais. La burbuja fina y elegante nace en Champagne, esta región se extiende a unos 145 km al noreste de París. Las elevaciones geológicas han creado las mesetas de la Montagne de Reims y de la Côte des Blancs, con viñedos famosos que poseen la mayor concentración de grands crus y premiers crus. Bordeando el Mediterraneo se encuentra Languedoc-Roselló la región productora más grande de Francia (40% del vino francés) . Son originarias las variedades mourvédre, syrah, cinsaut, carignan y garnacha . El vino francés nació en la región de Provenza en el 125 A.C., los colonos focenses y griegos plantaron las primeras vides. Las denominaciones más importantes son Côtes de Provence y Côteaux-d'Aix-en-Provence. Los vinos más exóticos provienen de Córcega ya que ha sido moldeados por las montañas y el mar y tienen acento italiano, elaborados con nielluccio y sciacarello para los tintos, vermentino para los blanco. En el Suroeste se elaboran los vinos Montbazillac y Jurançon, ricos y suaves, pasando por los tintos finos de Bergerac y poderosos de Madiran, Cahors y Buzet. El Valle del Loira es diversidad, esta zona productora abarca desde los vinos blancos secos, semisecos, melosos o generosos a los vinos tintos ligeros o profundos e intensos, pasando por los rosados secos o dulces o los crémants.
Y por último el lugar originario de la uva Shiraz, el Valle del Ródano, la región vitícola más antigua de Francia. Destacan los tintosde Côte-Rôtie , los Garnacha de Côtes du Rhône. De las AOC destaca: Châteauneuf-du-Pape.

Las palabras vino y Francia van de la mano. La tradición define a este país, sus cepas y métodos de vinificación han creado escuela en el mundo entero. Francia tiene una ventaja que los otros países no tienen: su diversidad geográfica y climática. Estas características permiten elaborar desde blancos ligeros con personalidad hasta tintos sedosos y aromáticamente inimitables. Cada región francesa tiene sus vinos típicos en estrecha relación con la gastronomía local. Las principales zonas productoras de Francia son: Alsacia protegida por Los Vosgos que la bordean de norte a sur , destaca por sus vinos blancos elaborados con variedades como la Gewürtztraminer , Muscat de Alsacia o la Pinot blanc. Beaujolais, ocupa una amplia zona, desde el sur de Mâcon hasta los alrededores de Lyon. El Beaujolais Nouveau se debe beber muy joven.
La palabra Burdeos supone una reverencia para el conocedor y amante del vino, de los viñedos de esta zona nace el mayor número de grandes vinos del mundo y las cepas más afamadas como la Cabernet Sauvignon o la Merlot. Las DO en Burdeos son más de 53, entre ellas Bordeaux, Médoc, Margaux, Pauillac, Saint-Julien, Saint-Estephe, Graves, Pomerol, Saint-Emilion, Barsac y Sauternes, Entre-Deux-Mers y Bordeaux Supérieur.
Si buscamos la sedosidad y elegancia tenemos que hablar de Borgoña, que se divide en seis regiones: Chablis y Yonne, Côte d'Or, Hautes Côtes, Côte Chalonnaise, Mâconnais. La burbuja fina y elegante nace en Champagne, esta región se extiende a unos 145 km al noreste de París. Las elevaciones geológicas han creado las mesetas de la Montagne de Reims y de la Côte des Blancs, con viñedos famosos que poseen la mayor concentración de grands crus y premiers crus. Bordeando el Mediterraneo se encuentra Languedoc-Roselló la región productora más grande de Francia (40% del vino francés) . Son originarias las variedades mourvédre, syrah, cinsaut, carignan y garnacha . El vino francés nació en la región de Provenza en el 125 A.C., los colonos focenses y griegos plantaron las primeras vides. Las denominaciones más importantes son Côtes de Provence y Côteaux-d'Aix-en-Provence. Los vinos más exóticos provienen de Córcega ya que ha sido moldeados por las montañas y el mar y tienen acento italiano, elaborados con nielluccio y sciacarello para los tintos, vermentino para los blanco. En el Suroeste se elaboran los vinos Montbazillac y Jurançon, ricos y suaves, pasando por los tintos finos de Bergerac y poderosos de Madiran, Cahors y Buzet. El Valle del Loira es diversidad, esta zona productora abarca desde los vinos blancos secos, semisecos, melosos o generosos a los vinos tintos ligeros o profundos e intensos, pasando por los rosados secos o dulces o los crémants.
Y por último el lugar originario de la uva Shiraz, el Valle del Ródano, la región vitícola más antigua de Francia. Destacan los tintosde Côte-Rôtie , los Garnacha de Côtes du Rhône. De las AOC destaca: Châteauneuf-du-Pape.