Los hermanos españoles Benjamín y Eduardo Camp, junto a un tercer socio, Evaristo Álvarez, se embarcan en una aventura fascinante: Crear el ron más suave y de alta calidad que se hubiera probado nu...

Leer más

Bodega: Matusalem

Los hermanos españoles Benjamín y Eduardo Camp, junto a un tercer socio, Evaristo Álvarez, se embarcan en una aventura fascinante: Crear el ron más suave y de alta calidad que se hubiera probado nunca.
Abrieron una destilería de ron inspirándose en el proceso de elaboración y añejamiento de brandys y coñacs y crearon una fórmula secreta, cuidadosamente guardada, que pasó de generación en generación.
En 1912 Benjamín Camp regresa a España, dejando la compañía en las manos de su hermano y de Evaristo Álvarez.

Claudio Álvarez Lefebre, hijo de Evaristo Álvarez, se une a la compañía y pasa a dirigirla durante los siguientes 25 años. Su conocimiento de la producción de ron y su experiencia, junto con su buen juicio y habilidad administrativa, ayudan a la compañía a crecer ante los mercados mundiales.
Matusalem recibe sus primeros premios internacionales.
Matusalem fue una de las estrellas de los años de esplendor cubano. La Ley Seca atraía al turismo americano al país caribeño, que vivía una etapa de glamour. La Habana, considerada "el París de las Américas", era una ciudad cosmopolita llena de espectáculos y fiestas. En 1960, con la llegada al poder de Fidel Castro y el cambio de régimen, la familia se exilia y empiezan las tensiones por el control de la marca.
Claudio Álvarez Salazar, bisnieto del fundador, comienza sus estudios de medicina en la década de los 70, cuando varios grupos lucharon por el control de la marca Matusalem.

En la década de 1990, tras una exitosa carrera de medicina, el Dr. Claudio Álvarez litíga por el control de la compañía. Un acuerdo extrajudicial en 1995 le otorga el control de la misma.
A principios de los noventa, cuando la familia Álvarez recupera el control de la compañía, la producción se centra únicamente en la elaboración de variedades premium, en el segmento alto de la gama de rones.

Actualmente, Matusalem se produce y embotella íntegramente en República Dominicana. El sol, el clima y la excelente calidad de la caña de azúcar son las bases óptimas para conservar la Fórmula Original y seguir fabricando Ron Matusalem bajo los más altos estándares.

En 2002 Ron Matusalem es relanzado como una gama de rones de alta calidad. Así, alcanza unos niveles de excelencia extraordinarios y es acogido por el público más selecto.

Los hermanos españoles Benjamín y Eduardo Camp, junto a un tercer socio, Evaristo Álvarez, se embarcan en una aventura fascinante: Crear el ron más suave y de alta calidad que se hubiera probado nunca.
Abrieron una destilería de ron inspirándose en el proceso de elaboración y añejamiento de brandys y coñacs y crearon una fórmula secreta, cuidadosamente guardada, que pasó de generación en generación.
En 1912 Benjamín Camp regresa a España, dejando la compañía en las manos de su hermano y de Evaristo Álvarez.

Claudio Álvarez Lefebre, hijo de Evaristo Álvarez, se une a la compañía y pasa a dirigirla durante los siguientes 25 años. Su conocimiento de la producción de ron y su experiencia, junto con su buen juicio y habilidad administrativa, ayudan a la compañía a crecer ante los mercados mundiales.
Matusalem recibe sus primeros premios internacionales.
Matusalem fue una de las estrellas de los años de esplendor cubano. La Ley Seca atraía al turismo americano al país caribeño, que vivía una etapa de glamour. La Habana, considerada "el París de las Américas", era una ciudad cosmopolita llena de espectáculos y fiestas. En 1960, con la llegada al poder de Fidel Castro y el cambio de régimen, la familia se exilia y empiezan las tensiones por el control de la marca.
Claudio Álvarez Salazar, bisnieto del fundador, comienza sus estudios de medicina en la década de los 70, cuando varios grupos lucharon por el control de la marca Matusalem.

En la década de 1990, tras una exitosa carrera de medicina, el Dr. Claudio Álvarez litíga por el control de la compañía. Un acuerdo extrajudicial en 1995 le otorga el control de la misma.
A principios de los noventa, cuando la familia Álvarez recupera el control de la compañía, la producción se centra únicamente en la elaboración de variedades premium, en el segmento alto de la gama de rones.

Actualmente, Matusalem se produce y embotella íntegramente en República Dominicana. El sol, el clima y la excelente calidad de la caña de azúcar son las bases óptimas para conservar la Fórmula Original y seguir fabricando Ron Matusalem bajo los más altos estándares.

En 2002 Ron Matusalem es relanzado como una gama de rones de alta calidad. Así, alcanza unos niveles de excelencia extraordinarios y es acogido por el público más selecto.

Datos principales
Año de fundación:
1872