Volver

Vinos de Château Léoville Poyferré

Los orígenes de esta bodega se remontan a 1638, cuando Jean de Moytié plantó un viñedo en aquellas tierras. La cosecha de Moytié dio vida a unos de los primeros vinos históricos de la región...

Leer más

Vinos por página 12 24 36
Vinos por página 12 24 36

Bodega: Château Léoville Poyferré

Los orígenes de esta bodega se remontan a 1638, cuando Jean de Moytié plantó un viñedo en aquellas tierras. La cosecha de Moytié dio vida a unos de los primeros vinos históricos de la región de Médoc.
En ese momento, Léoville era el dominio más grande en el Médoc. Desde entonces, se ha fragmentado con el tiempo y las generaciones.

El legado del gran vin de Léoville Poyferré comenzó en 1840, consagrado como Segundo Crecimiento Clasificado quince años después. Didier Cuvelier ha presidido el destino de esta joya desde 1979.

La denominación de Saint Julien es pequeña, pero con mucho talento. En el corazón del famoso viñedo de Médoc, Château Léoville Poyferré siempre ha sido una de las fincas más prestigiosas de este terroir.
Desde 1979, La familia Cuvelier se ha dedicado a una visión que no deja lugar a la improvisación. Cada decisión, cada inversión, es un paso hacia la máxima calidad, una que hace que un vino simple sea excepcional, reconocido como un segundo crecimiento clasificado en 1855.

Además de los vinos que elaboran en Saint-Julien, con el paso de los años han ido embarcándose en nuevos proyectos, como fuera la compra de terrenos en Mendoza (Argentina) para plantar viñas y hacer realidad el sueño americano de sus antepasados: conseguir crear vinos en una de las regiones con mayor prestigio vinícola de América Latina.

Los orígenes de esta bodega se remontan a 1638, cuando Jean de Moytié plantó un viñedo en aquellas tierras. La cosecha de Moytié dio vida a unos de los primeros vinos históricos de la región de Médoc.
En ese momento, Léoville era el dominio más grande en el Médoc. Desde entonces, se ha fragmentado con el tiempo y las generaciones.

El legado del gran vin de Léoville Poyferré comenzó en 1840, consagrado como Segundo Crecimiento Clasificado quince años después. Didier Cuvelier ha presidido el destino de esta joya desde 1979.

La denominación de Saint Julien es pequeña, pero con mucho talento. En el corazón del famoso viñedo de Médoc, Château Léoville Poyferré siempre ha sido una de las fincas más prestigiosas de este terroir.
Desde 1979, La familia Cuvelier se ha dedicado a una visión que no deja lugar a la improvisación. Cada decisión, cada inversión, es un paso hacia la máxima calidad, una que hace que un vino simple sea excepcional, reconocido como un segundo crecimiento clasificado en 1855.

Además de los vinos que elaboran en Saint-Julien, con el paso de los años han ido embarcándose en nuevos proyectos, como fuera la compra de terrenos en Mendoza (Argentina) para plantar viñas y hacer realidad el sueño americano de sus antepasados: conseguir crear vinos en una de las regiones con mayor prestigio vinícola de América Latina.

Datos principales
Año de fundación:
1638
Propietario
Familia Cuvelier