Este es un dominio singular, una familia y un personaje. Algunos hablan de Monsieur Henri Bonneau como una leyenda (nacido en 1938), otros de un enólogo de genio, un hombre de carácter o incluso un...

Leer más

Sumiiler_lavinia_dani_ferrer

Henri Bonneau Cuvée Celestins 1995

Henri Bonneau es el fiel reflejo del estilo clásico de Châteaunneuf-du-Pape, elaborando vinos de gran complejidad e intensidad. Para su Cuvée Celestins, busca siempre la perfecta maduración de sus viñas viejas de garnacha, pudiendo ser sorprendido por las lluvias y quedarse sin poder elaborar su vino estrella, algo que ya ha ocurrido en varias añadas. Incluso cuando la vendimia viene perfecta, de Cuvée Celestins se producen tan pocas botellas que resulta casi imposible encontrarlo. Por suerte, a nosotros aún nos quedan algunas botellas de la maravillosa añada de 1995.

Daniel Ferrer
Sumiller de LAVINIA España Ortega y Gasset

Vinos por página 12 24 36
Vinos por página 12 24 36

Bodega: Henri Bonneau &Fils

Este es un dominio singular, una familia y un personaje. Algunos hablan de Monsieur Henri Bonneau como una leyenda (nacido en 1938), otros de un enólogo de genio, un hombre de carácter o incluso un simple campesino, un guardián del comercio como le gustaba decir. Partidario de la vinificación tradicional, con mucha uva sin despalillar, sin más intervención que un remontado por cuba de fermentación y crianza en viejos fudres y barricas, Bonneau siempre tenía unas gotas de vino de otras uvas (monastrell, counoise, vaccarèse) es sus cuvées de garnacha, que no procedían de selección en las viñas, sino en la bodega, dentro del pueblo de Châteauneuf.
Los vinos de Bonneau están hoy entre los más cotizados del sur del Ródano. Asegurarán su continuidad su viuda, Jacqueline, y su hijo, Marcel.

Este es un dominio singular, una familia y un personaje. Algunos hablan de Monsieur Henri Bonneau como una leyenda (nacido en 1938), otros de un enólogo de genio, un hombre de carácter o incluso un simple campesino, un guardián del comercio como le gustaba decir. Partidario de la vinificación tradicional, con mucha uva sin despalillar, sin más intervención que un remontado por cuba de fermentación y crianza en viejos fudres y barricas, Bonneau siempre tenía unas gotas de vino de otras uvas (monastrell, counoise, vaccarèse) es sus cuvées de garnacha, que no procedían de selección en las viñas, sino en la bodega, dentro del pueblo de Châteauneuf.
Los vinos de Bonneau están hoy entre los más cotizados del sur del Ródano. Asegurarán su continuidad su viuda, Jacqueline, y su hijo, Marcel.

Datos principales
Año de fundación:
1956
Propietario
Familia de Henri Bonneau