Volver

Vinos de Líbano

Los Fenicios fueron uno de los primeros pueblos de la Historia en elaborar vino de la cepa vitis vinífera. Hace miles de años el Líbano se conocía como Fenicia.
Este pueblo propagó la cultura del ...

Leer más

Líbano

Los Fenicios fueron uno de los primeros pueblos de la Historia en elaborar vino de la cepa vitis vinífera. Hace miles de años el Líbano se conocía como Fenicia.
Este pueblo propagó la cultura del vino primero a Egipto y después por el resto del mediterráneo, ya que fueron un pueblo dedicado al comercio y transportaban ánforas de vino y vides en cada zona en la que se establecían.
Pero no es hasta 1857, cuando un grupo de monjes jesuitas fundan el chateau Ksara en el valle del Bekaa y plantas viñas, cuando empieza la historia moderna del vino en Libia. En este Valle del Bekaa es donde se establece el viñedo, una altura de más de 1000 metros, resguardados por las montañas que corren paralelas a la costa mediterránea. El clima se caracteriza por largos veranos templados, inviernos lluviosos, y una temperatura promedio de 25 grados. Las bodegas más conocidas son Ksara, ubicada en una gruta natural descubierta por los romanos, la temperatura de los túneles es ideal para el vino, manteniéndose todo el año entre 11 y 13 ºC. Destacan las variedades Cabernet-Sauvignon, Syrah, Semillon, Grenache, Sauvignon-Blanc, Cinsault y Merlot. Una bodega que destaca es Château Kefraya con una extensión de 300 hectáreas al sur de la ciudad de Chtaura a una altitud de 950 a 1100 m. en un suelo arcilloso, con lima y piedras, junto con una luz solar excepcional, sin lluvias durante 6 a 7 meses del año. Las variedades más comunes son Carignan, Syrah, Mourvedre, Grenache, Cnsault, Cabernet-Sauvignon, Clairette y Chardonnay.

Los Fenicios fueron uno de los primeros pueblos de la Historia en elaborar vino de la cepa vitis vinífera. Hace miles de años el Líbano se conocía como Fenicia.
Este pueblo propagó la cultura del vino primero a Egipto y después por el resto del mediterráneo, ya que fueron un pueblo dedicado al comercio y transportaban ánforas de vino y vides en cada zona en la que se establecían.
Pero no es hasta 1857, cuando un grupo de monjes jesuitas fundan el chateau Ksara en el valle del Bekaa y plantas viñas, cuando empieza la historia moderna del vino en Libia. En este Valle del Bekaa es donde se establece el viñedo, una altura de más de 1000 metros, resguardados por las montañas que corren paralelas a la costa mediterránea. El clima se caracteriza por largos veranos templados, inviernos lluviosos, y una temperatura promedio de 25 grados. Las bodegas más conocidas son Ksara, ubicada en una gruta natural descubierta por los romanos, la temperatura de los túneles es ideal para el vino, manteniéndose todo el año entre 11 y 13 ºC. Destacan las variedades Cabernet-Sauvignon, Syrah, Semillon, Grenache, Sauvignon-Blanc, Cinsault y Merlot. Una bodega que destaca es Château Kefraya con una extensión de 300 hectáreas al sur de la ciudad de Chtaura a una altitud de 950 a 1100 m. en un suelo arcilloso, con lima y piedras, junto con una luz solar excepcional, sin lluvias durante 6 a 7 meses del año. Las variedades más comunes son Carignan, Syrah, Mourvedre, Grenache, Cnsault, Cabernet-Sauvignon, Clairette y Chardonnay.

Datos principales
Producción total:
6,5 millones
Variedades de uva:
Cabernet Sauvignon, Cartiñena, Chardonnay, Cinsault, Clairette, Garnacha Merlot, Merwah, Monastrell, Obaideh, Sauvignon, Syrah, Ugni Blanc,Viognier