Volver

Vinos de Jerez

El origen de la viticultura de Jerez hay que buscarlo en los fenicios, pueblo del otro extremo del Mediterráneo que trajo consigo el cultivo de la vid al sur de España, en torno al año 1.000 a.c. L...

Leer más

Vinos por página 12 24 36

Jerez

El origen de la viticultura de Jerez hay que buscarlo en los fenicios, pueblo del otro extremo del Mediterráneo que trajo consigo el cultivo de la vid al sur de España, en torno al año 1.000 a.c. La Denominación de Origen de Jerez fue la primera de España.
La D.O. Jerez-Xeres-Sherry abarca Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda ambas situadas en la provincia de Cádiz. También comparten un estilo similar y muy antiguo de elaboración del vino basado en el sistema de Soleras y Criaderas, un método dinámico de envejecimiento en botas (barriles de roble) que permite a los vinos jóvenes tomar las características de los más viejos,
El Consejo Regulador se otorga a vinos con una crianza con más de 20 y 30 años, y de los tipos Amontillado, Oloroso, Palo Cortado y Pedro Ximénez.
El secreto o milagro del Jerez está en su proceso de crianza que comienza con el prensado de la uva y el traslado del mosto resultante a las bodegas donde experimentará una primera fermentación de unos diez días.
En enero el vino ha precipitado está limpio y listo para su clasificación. En este proceso el olfato y paladar del catador son las guías fundamentales a la hora de la clasificación momento decisivo en el que se marca la tendencia a un tipo determinado del vino nuevo.
Los vinos muy limpios de nariz y con aromas sobresaliente se destinan a la crianza biológica de los que resultarán los Finos, Manzanillas y Amontillados.
El velo de flor, que perdura todo el año sobre los Finos y Manzanillas, son los que obran el milagro de su crianza biológica y le dan sus peculiares características organolépticas. Por contra, el vino que fue clasificado con una raya y un punto se encabeza hasta los 17,5º, lo que impide el desarrollo de la flor, y se almacena en botas para iniciar la crianza en presencia de aire, que dará lugar a los olorosos.

El origen de la viticultura de Jerez hay que buscarlo en los fenicios, pueblo del otro extremo del Mediterráneo que trajo consigo el cultivo de la vid al sur de España, en torno al año 1.000 a.c. La Denominación de Origen de Jerez fue la primera de España.
La D.O. Jerez-Xeres-Sherry abarca Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda ambas situadas en la provincia de Cádiz. También comparten un estilo similar y muy antiguo de elaboración del vino basado en el sistema de Soleras y Criaderas, un método dinámico de envejecimiento en botas (barriles de roble) que permite a los vinos jóvenes tomar las características de los más viejos,
El Consejo Regulador se otorga a vinos con una crianza con más de 20 y 30 años, y de los tipos Amontillado, Oloroso, Palo Cortado y Pedro Ximénez.
El secreto o milagro del Jerez está en su proceso de crianza que comienza con el prensado de la uva y el traslado del mosto resultante a las bodegas donde experimentará una primera fermentación de unos diez días.
En enero el vino ha precipitado está limpio y listo para su clasificación. En este proceso el olfato y paladar del catador son las guías fundamentales a la hora de la clasificación momento decisivo en el que se marca la tendencia a un tipo determinado del vino nuevo.
Los vinos muy limpios de nariz y con aromas sobresaliente se destinan a la crianza biológica de los que resultarán los Finos, Manzanillas y Amontillados.
El velo de flor, que perdura todo el año sobre los Finos y Manzanillas, son los que obran el milagro de su crianza biológica y le dan sus peculiares características organolépticas. Por contra, el vino que fue clasificado con una raya y un punto se encabeza hasta los 17,5º, lo que impide el desarrollo de la flor, y se almacena en botas para iniciar la crianza en presencia de aire, que dará lugar a los olorosos.

Datos principales
Variedades de uva:
Palomino, Pedro Ximenez, Moscatel