Volver

Vinos de Suertes Del Marqués

Fundada en el año 2006, Suertes del Marqués de ha convertido en poco tiempo en una de las bodegas más dinámicas e interesantes de la redescubierta viticultura canaria. Sus viñedos se sitúan en la f...

Leer más

Sumiller_lavinia_aitor_paul

Suertes del Marqués, Candio "Cosecha Fundacional", 2008

Añada fundacional de esta joven y ya afamada bodega. Candio en un vino elaborado con Listan Negro procedente de la parcela El Barranco, con viñas de hasta 150 años plantadas en pie franco, bajo el singular sistema de conducción “cordón múltiple trenzado”. Como resultado obtenemos un vino con una notable mineralidad, persistencia en boca y una nota de hierba de monte bajo que lo hacen muy característico.

Aitor Paul
Sumiller de LAVINIA Ortega y Gasset

Vinos por página 12 24 36
Vinos por página 12 24 36

Bodega: Suertes del Marqués

Fundada en el año 2006, Suertes del Marqués de ha convertido en poco tiempo en una de las bodegas más dinámicas e interesantes de la redescubierta viticultura canaria. Sus viñedos se sitúan en la finca El Esquilón, en las medianías del valle de La Orotava (Tenerife), en la zona conocida como Las Suertes. Las cepas se distribuyen en 21 parcelas, que suman un total de nueve hectáreas, entre los 350 y 700 metros de altitud sobre el nivel del mar. Para elaborar sus vinos, Suertes del Marqués combina los métodos ancestrales de cultivo con modernas técnicas de vinificación, aplicando una filosofía poco intervencionista. El gran tesoro de Suertes del Marqués son sus cepas centenarias de listán (negro y blanco), a las que se suman viñas más jóvenes de otras variedades autóctonas (vijariego, baboso, tintilla y albillo).

Fundada en el año 2006, Suertes del Marqués de ha convertido en poco tiempo en una de las bodegas más dinámicas e interesantes de la redescubierta viticultura canaria. Sus viñedos se sitúan en la finca El Esquilón, en las medianías del valle de La Orotava (Tenerife), en la zona conocida como Las Suertes. Las cepas se distribuyen en 21 parcelas, que suman un total de nueve hectáreas, entre los 350 y 700 metros de altitud sobre el nivel del mar. Para elaborar sus vinos, Suertes del Marqués combina los métodos ancestrales de cultivo con modernas técnicas de vinificación, aplicando una filosofía poco intervencionista. El gran tesoro de Suertes del Marqués son sus cepas centenarias de listán (negro y blanco), a las que se suman viñas más jóvenes de otras variedades autóctonas (vijariego, baboso, tintilla y albillo).