Martúe no es un producto de la improvisación, ni un "parvenu" arrimado a este sector en estos momentos de esplendor y moda. Es un proyecto pensado que nació hace ya 15 años, cuando Fausto González ...

Leer más

Vinos por página 12 24 36
Vinos por página 12 24 36

Bodega: Bodegas Martúe

Martúe no es un producto de la improvisación, ni un "parvenu" arrimado a este sector en estos momentos de esplendor y moda. Es un proyecto pensado que nació hace ya 15 años, cuando Fausto González decidió convertir el secarla que había heredado de su familia en una gran mancha verde con forma de viña.
Criado en estas tierras manchegas, como hijo y nieto del médico de La Guardia, salió a estudiar y trabajar a Madrid, pero su idea de producir un gran vino en las tierras de la familia rondaba por su cabeza, hasta que en 1989 se atrevió a poner la primera viña de Cabernet Sauvignon...Muchos años de trabajo en silencio, ampliando poco a poco la finca, comprando otras tierras y plantando más y mas viñas. Y, tras tanto esfuerzo, vendiendo la uva al mejor postor, esperando a que llegara su momento. Y llegó. Cuando consideró que la viña tenia edad suficiente para producir un gran vino, involucró a familiares y amigos para asumir el gran reto de construir su bodega y elaborar - ¡al fin! - su propio vino. El encargo de Fausto fue muy claro: "Quiero hacer un gran vino, un vino muy rico, que guste mucho y a muchos, y , además, a un precio muy razonable". Ofrecía una buena bodega, todo su viñedo y un buen equipo humano. Primero nace el Martúe, con los vinos más concentrados; después, el Especial Martúe, que se guarda unos meses más en crianza, y, por último, con unas barricas muy especiales se hace el Martúe Syrah.

Martúe no es un producto de la improvisación, ni un "parvenu" arrimado a este sector en estos momentos de esplendor y moda. Es un proyecto pensado que nació hace ya 15 años, cuando Fausto González decidió convertir el secarla que había heredado de su familia en una gran mancha verde con forma de viña.
Criado en estas tierras manchegas, como hijo y nieto del médico de La Guardia, salió a estudiar y trabajar a Madrid, pero su idea de producir un gran vino en las tierras de la familia rondaba por su cabeza, hasta que en 1989 se atrevió a poner la primera viña de Cabernet Sauvignon...Muchos años de trabajo en silencio, ampliando poco a poco la finca, comprando otras tierras y plantando más y mas viñas. Y, tras tanto esfuerzo, vendiendo la uva al mejor postor, esperando a que llegara su momento. Y llegó. Cuando consideró que la viña tenia edad suficiente para producir un gran vino, involucró a familiares y amigos para asumir el gran reto de construir su bodega y elaborar - ¡al fin! - su propio vino. El encargo de Fausto fue muy claro: "Quiero hacer un gran vino, un vino muy rico, que guste mucho y a muchos, y , además, a un precio muy razonable". Ofrecía una buena bodega, todo su viñedo y un buen equipo humano. Primero nace el Martúe, con los vinos más concentrados; después, el Especial Martúe, que se guarda unos meses más en crianza, y, por último, con unas barricas muy especiales se hace el Martúe Syrah.

Datos principales
Año de fundación:
2002
Producción total:
350.000
Propietario
Fausto González y socios