En Cogolludo (Guadalajara) se asienta uno de los proyectos vinícolas más insólitos de cuantos se han emprendido en España en los últimos años: Finca Río Negro. La joven bodega, propiedad de la fami...

Leer más

Vinos por página 12 24 36
Vinos por página 12 24 36

Bodega: Finca Río Negro

En Cogolludo (Guadalajara) se asienta uno de los proyectos vinícolas más insólitos de cuantos se han emprendido en España en los últimos años: Finca Río Negro. La joven bodega, propiedad de la familia Fuentes, tiene unos cuantos argumentos para sorprender.
El primero, su situación, en las estribaciones de la Sierra de Ayllón, con 42 hectáreas de viñedos cultivados a 1000 metros de altitud y rodeados de bosques de robles, encinas, pinares y monte bajo. Un terroir único que jamás había sido explorado por la viticultura de calidad. La segunda gran sorpresa que esconde Finca Río Negro son sus vinos, un blanco ¡de gewürztraminer! y un tinto compuesto por tempranillo, syrah, merlot y cabernet sauvignon que dan fe de la excelente adaptación de estas variedades a este inusitado paraje.
Por fin, la tercera asombrosa novedad que aporta esta bodega castellana es su oferta enoturística, que permite disfrutar de catas, visitas a bodega, paseos por el viñedo en un entorno privilegiado y otras actividades... a menos de una hora de Madrid.
En otras palabras, Finca Río Negro propone una emocionante experiencia para los sentidos y el disfrute vinícola, a tiro de piedra de la capital de España.

En Cogolludo (Guadalajara) se asienta uno de los proyectos vinícolas más insólitos de cuantos se han emprendido en España en los últimos años: Finca Río Negro. La joven bodega, propiedad de la familia Fuentes, tiene unos cuantos argumentos para sorprender.
El primero, su situación, en las estribaciones de la Sierra de Ayllón, con 42 hectáreas de viñedos cultivados a 1000 metros de altitud y rodeados de bosques de robles, encinas, pinares y monte bajo. Un terroir único que jamás había sido explorado por la viticultura de calidad. La segunda gran sorpresa que esconde Finca Río Negro son sus vinos, un blanco ¡de gewürztraminer! y un tinto compuesto por tempranillo, syrah, merlot y cabernet sauvignon que dan fe de la excelente adaptación de estas variedades a este inusitado paraje.
Por fin, la tercera asombrosa novedad que aporta esta bodega castellana es su oferta enoturística, que permite disfrutar de catas, visitas a bodega, paseos por el viñedo en un entorno privilegiado y otras actividades... a menos de una hora de Madrid.
En otras palabras, Finca Río Negro propone una emocionante experiencia para los sentidos y el disfrute vinícola, a tiro de piedra de la capital de España.

Datos principales
Año de fundación:
1998
Propietario
Familia Fuentes