Volver

Vinos de Casar De Burbia

Bodega fundada a finales de los 80 por Nemesio Fernández y su hijo Isidro Fernández Bello, quien está a cargo de las 27 hectáreas de viñedo que poseen en la localidad de Valtuille de Arriba.
Viñe...

Leer más

Vinos por página 12 24 36
Vinos por página 12 24 36

Bodega: Casar de Burbia

Bodega fundada a finales de los 80 por Nemesio Fernández y su hijo Isidro Fernández Bello, quien está a cargo de las 27 hectáreas de viñedo que poseen en la localidad de Valtuille de Arriba.
Viñedo centenario de Mencía, variedad autóctona de la zona, se localizan en un terreno montañoso, entre 600 y 700 metros de altitud con suelos rojizos, pizarrosos, de gran concentración tánica.
Cuando el patriarca de nuestra familia, Nemesio Fernández Bruña, empezó a adquirir viñedos viejos a finales de los años 80, los viñedos de la montaña de Valtuille de Arriba sufrían un lento y patente abandono debido a su escasa producción frente a los cultivos del fértil valle. Para poner los viñedos en valor la bodega inició un laborioso trabajo de reinjertado que duró 7 años, en el que se reinjertaron más de 9.000 plantas en los pies de las cepas centenarias existentes. Se utilizaron las técnicas de injerto más tradicionales de la zona: el injerto de meseta y se cambiaron las variedades blancas por la variedad reina de la zona: la Mencia.

Todo este esfuerzo que hoy tiene sus frutos supuso un trabajo de regeneración de viñedo sin igual entre las bodegas de El Bierzo.

Casar de Burbia es una bodega que apuesta por la calidad en la alta expresión de sus vinos, caracterizada por su constante empeño en captar las esencias que aporta el privilegiado Terroir de El Bierzo.

Bodega fundada a finales de los 80 por Nemesio Fernández y su hijo Isidro Fernández Bello, quien está a cargo de las 27 hectáreas de viñedo que poseen en la localidad de Valtuille de Arriba.
Viñedo centenario de Mencía, variedad autóctona de la zona, se localizan en un terreno montañoso, entre 600 y 700 metros de altitud con suelos rojizos, pizarrosos, de gran concentración tánica.
Cuando el patriarca de nuestra familia, Nemesio Fernández Bruña, empezó a adquirir viñedos viejos a finales de los años 80, los viñedos de la montaña de Valtuille de Arriba sufrían un lento y patente abandono debido a su escasa producción frente a los cultivos del fértil valle. Para poner los viñedos en valor la bodega inició un laborioso trabajo de reinjertado que duró 7 años, en el que se reinjertaron más de 9.000 plantas en los pies de las cepas centenarias existentes. Se utilizaron las técnicas de injerto más tradicionales de la zona: el injerto de meseta y se cambiaron las variedades blancas por la variedad reina de la zona: la Mencia.

Todo este esfuerzo que hoy tiene sus frutos supuso un trabajo de regeneración de viñedo sin igual entre las bodegas de El Bierzo.

Casar de Burbia es una bodega que apuesta por la calidad en la alta expresión de sus vinos, caracterizada por su constante empeño en captar las esencias que aporta el privilegiado Terroir de El Bierzo.

Datos principales
Año de fundación:
1988
Propietario
Nemesio Fernández e Isidro Fernández Bello