Esta es la historia de un amor a primera vista… amor entre una enóloga y una viña.

Isabel Palomar llegó a la Ribera del Duero en 1999 después de estudiar Enología en Burdeos. En un pequeño rinc...

Leer más

Bodega: Altos del Terral

Esta es la historia de un amor a primera vista… amor entre una enóloga y una viña.

Isabel Palomar llegó a la Ribera del Duero en 1999 después de estudiar Enología en Burdeos. En un pequeño rincón burgalés llamado La Horra encontró unas tierras de viña vieja de las que inmediatamente se enamoró. Era fácil querer aquel terruño en el que las uvas nacen con una calidad exquisita. Dos hectáreas de viñas con 80 años de antigüedad y con una orientación y altitud inmejorables. Aquí comenzó toda una aventura profesional y personal con el sueño de hacer un vino fino, elegante, con una gran potencia y complejidad aromática, pero que en boca no resultara pesado o agresivo y que mantuviera el precioso color típico de la Ribera del Duero.

Esta es la historia de un amor a primera vista… amor entre una enóloga y una viña.

Isabel Palomar llegó a la Ribera del Duero en 1999 después de estudiar Enología en Burdeos. En un pequeño rincón burgalés llamado La Horra encontró unas tierras de viña vieja de las que inmediatamente se enamoró. Era fácil querer aquel terruño en el que las uvas nacen con una calidad exquisita. Dos hectáreas de viñas con 80 años de antigüedad y con una orientación y altitud inmejorables. Aquí comenzó toda una aventura profesional y personal con el sueño de hacer un vino fino, elegante, con una gran potencia y complejidad aromática, pero que en boca no resultara pesado o agresivo y que mantuviera el precioso color típico de la Ribera del Duero.

Datos principales
Año de fundación:
2008
Propietario
Isabel Palomar