Hacienda Monasterio se erige sobre una finca de 160 hectáreas, 78 de las cuales están plantadas de viñedo. Está situada a medio camino de las poblaciones Pesquera y Valbuena de Duero, famosas por l...

Leer más

Vinos por página 12 24 36
Vinos por página 12 24 36

Bodega: Hacienda Monasterio

Hacienda Monasterio se erige sobre una finca de 160 hectáreas, 78 de las cuales están plantadas de viñedo. Está situada a medio camino de las poblaciones Pesquera y Valbuena de Duero, famosas por la alta calidad de sus vinos.Al final del siglo XIX, la finca formaba parte de las propiedades de la familia Lecanda, pionera en la nueva tradición vinícola de la zona.

La bodega, construida entre los años 1991 y 1992, fue diseñada por el arquitecto francés Philippe Mazières, que anteriormente ya había trabajado en bodegas tan prestigiosas comoChâteau Margaux, Château d’Yquem Prieure-Léchiné.

El enólogo Peter Sisseck dirige desde 1990 Hacienda Monasterio. Nacido en Copenhague (Dinamarca) el 5 de mayo de 1962, Es Ingeniero Agrónomo y Enólogo, graduado de la Universidad de Burdeos. Sobre su trayectoria profesional, destaca su trabajo para varias bodegas importantes de Burdeos y para Simi Winery (California), donde era responsable de unos proyectos de elaboración de vinos tintos estilo Bordeaux.

El otro enólogo de la bodega es Carlos de la Fuente, nacido el 14 de junio de 1969 en San Bernardo (Valbuena del Duero, Valladolid). Se unió a Peter Sisseck desde el comienzo del proyecto como bodeguero del la compañía. Cuenta con un Máster en Viticultura y Enología por la Universidad Miguel de Cervantes de Valladolid. Ha realizado cursos de Viticultura y Enología en Montpellier Inra, además de distintos cursos y catas enfocadas a viticultura y elaboración de vinos tintos y blancos.

La bodega consta de tres naves totalmente equipadas con control de temperatura y humedad, independientes unas de otras. La sala de elaboración, equipada con depósitos de acero inoxidable, diseñados por Peter Sisseck, disponen de camisas de control de temperatura frío/calor, que permiten llevar a cabo fermentaciones alcohólicas, con maceraciones largas y frías. La sala de elaboración se completa con un laboratorio en el que se realiza cualquier tipo de control analítico. La sala de envejecimiento está equipada con un sistema de frío, solo utilizado durante los meses de inmenso calor. El suelo es de grava natural, lo que permite que el nivel de humedad en la sala esté siempre equilibrado.

Finalmente, cuentan con una sala de etiquetado y dormitorio de botellas, totalmente separadas, que cuentan con ventilación natural para renovar el oxígeno del lugar.
La finca de Hacienda Monasterio está situada en el Valle del Río Duero, a mitad de camino entre Pesquera y Valbuena de Duero, en la provincia de Valladolid, en la privilegiada Milla de Oro.Ubicada en una ladera de orientación sur, la finca tiene una superficie de 160 ha., 78 de las cuales están plantadas de vid.

La viña está situada sobre la falda de una ladera orientada Norte-Sur lo que supone un enclave estratégico para el buen crecimiento y maduración de la uva.
La composición heterogénea de los suelos, nos permite diferenciar la finca en subparcelas, todas ellas con un denominador común: una alta concentración de caliza, lo que confiere a nuestros vinos finura y elegancia. La principal variedad de uva que cultivan es la Tinto Fino (un clon de la variedad Tempranillo, caracterizada por unos racimos grandes y de alto rendimiento). Todas las plantas de Tinto Fino están injertadas con leña de viñedos viejos de la zona. También cuentan con las variedades de Cabernet-Sauvignon, Merlot y Malbec, en menor cantidad, que hemos incorporado tras constatar que solo en años excepcionales la Tinto Fino alcanza condiciones óptimas de maduración.

Hacienda Monasterio se erige sobre una finca de 160 hectáreas, 78 de las cuales están plantadas de viñedo. Está situada a medio camino de las poblaciones Pesquera y Valbuena de Duero, famosas por la alta calidad de sus vinos.Al final del siglo XIX, la finca formaba parte de las propiedades de la familia Lecanda, pionera en la nueva tradición vinícola de la zona.

La bodega, construida entre los años 1991 y 1992, fue diseñada por el arquitecto francés Philippe Mazières, que anteriormente ya había trabajado en bodegas tan prestigiosas comoChâteau Margaux, Château d’Yquem Prieure-Léchiné.

El enólogo Peter Sisseck dirige desde 1990 Hacienda Monasterio. Nacido en Copenhague (Dinamarca) el 5 de mayo de 1962, Es Ingeniero Agrónomo y Enólogo, graduado de la Universidad de Burdeos. Sobre su trayectoria profesional, destaca su trabajo para varias bodegas importantes de Burdeos y para Simi Winery (California), donde era responsable de unos proyectos de elaboración de vinos tintos estilo Bordeaux.

El otro enólogo de la bodega es Carlos de la Fuente, nacido el 14 de junio de 1969 en San Bernardo (Valbuena del Duero, Valladolid). Se unió a Peter Sisseck desde el comienzo del proyecto como bodeguero del la compañía. Cuenta con un Máster en Viticultura y Enología por la Universidad Miguel de Cervantes de Valladolid. Ha realizado cursos de Viticultura y Enología en Montpellier Inra, además de distintos cursos y catas enfocadas a viticultura y elaboración de vinos tintos y blancos.

La bodega consta de tres naves totalmente equipadas con control de temperatura y humedad, independientes unas de otras. La sala de elaboración, equipada con depósitos de acero inoxidable, diseñados por Peter Sisseck, disponen de camisas de control de temperatura frío/calor, que permiten llevar a cabo fermentaciones alcohólicas, con maceraciones largas y frías. La sala de elaboración se completa con un laboratorio en el que se realiza cualquier tipo de control analítico. La sala de envejecimiento está equipada con un sistema de frío, solo utilizado durante los meses de inmenso calor. El suelo es de grava natural, lo que permite que el nivel de humedad en la sala esté siempre equilibrado.

Finalmente, cuentan con una sala de etiquetado y dormitorio de botellas, totalmente separadas, que cuentan con ventilación natural para renovar el oxígeno del lugar.
La finca de Hacienda Monasterio está situada en el Valle del Río Duero, a mitad de camino entre Pesquera y Valbuena de Duero, en la provincia de Valladolid, en la privilegiada Milla de Oro.Ubicada en una ladera de orientación sur, la finca tiene una superficie de 160 ha., 78 de las cuales están plantadas de vid.

La viña está situada sobre la falda de una ladera orientada Norte-Sur lo que supone un enclave estratégico para el buen crecimiento y maduración de la uva.
La composición heterogénea de los suelos, nos permite diferenciar la finca en subparcelas, todas ellas con un denominador común: una alta concentración de caliza, lo que confiere a nuestros vinos finura y elegancia. La principal variedad de uva que cultivan es la Tinto Fino (un clon de la variedad Tempranillo, caracterizada por unos racimos grandes y de alto rendimiento). Todas las plantas de Tinto Fino están injertadas con leña de viñedos viejos de la zona. También cuentan con las variedades de Cabernet-Sauvignon, Merlot y Malbec, en menor cantidad, que hemos incorporado tras constatar que solo en años excepcionales la Tinto Fino alcanza condiciones óptimas de maduración.

Datos principales
Año de fundación:
1991
Propietario
Peter Sisseck y Carlos de la Fuente