Volver

Vinos de Can Ráfols Dels Caus

En 1979, Carlos Esteva se establece en la finca de su abuelo, Can Ràfols dels Caus.
Empieza la lenta rehabilitación del edificio al mismo tiempo que regenera la explotación de los viñedos introdu...

Leer más

Vinos por página 12 24 36
Vinos por página 12 24 36

Bodega: Can Ráfols dels Caus

En 1979, Carlos Esteva se establece en la finca de su abuelo, Can Ràfols dels Caus.
Empieza la lenta rehabilitación del edificio al mismo tiempo que regenera la explotación de los viñedos introduciendo nuevas variedades y nuevas formas de cultivo como los emparrados, apostando por la viabilidad de unos vinos de cosecha propia, de carácter singular y creando una marca de calidad contrastada.
Carlos Esteva se convierte en uno de los pocos vitivinicultores que viven en la explotación y luchan por alcanzar sus objetivos, respetando las características del paisaje y la arquitectura del lugar en un marco sostenible.

De una finca de 455 hectáreas, solamente 50 hectáreas se dedican al cultivo de la vid, 2 de olivos y 1 de almendro, siendo el resto bosque, matorral y piedra. La extensión de las parcelas oscila entre las 0,15 hectárea, la más pequeña y 2 hectáreas, la más grande. No se utilizan insecticidas, así se disfruta de una buena población autóctona de insectos que regula los posibles ataques.

En 1979, Carlos Esteva se establece en la finca de su abuelo, Can Ràfols dels Caus.
Empieza la lenta rehabilitación del edificio al mismo tiempo que regenera la explotación de los viñedos introduciendo nuevas variedades y nuevas formas de cultivo como los emparrados, apostando por la viabilidad de unos vinos de cosecha propia, de carácter singular y creando una marca de calidad contrastada.
Carlos Esteva se convierte en uno de los pocos vitivinicultores que viven en la explotación y luchan por alcanzar sus objetivos, respetando las características del paisaje y la arquitectura del lugar en un marco sostenible.

De una finca de 455 hectáreas, solamente 50 hectáreas se dedican al cultivo de la vid, 2 de olivos y 1 de almendro, siendo el resto bosque, matorral y piedra. La extensión de las parcelas oscila entre las 0,15 hectárea, la más pequeña y 2 hectáreas, la más grande. No se utilizan insecticidas, así se disfruta de una buena población autóctona de insectos que regula los posibles ataques.

Datos principales
Año de fundación:
1979
Propietario
Carlos Esteva