Volver

Vinos de Domaines Lupier

Enrique Basarte y Elisa Úcar son dos enamorados de la viña, de la tierra, del vino; de esos vinos inefables que son un gozo de los sentidos y nos hacen disfrutar de la vida.
Enrique (viticultor, I...

Leer más

Vinos por página 12 24 36
Vinos por página 12 24 36

Bodega: Domaines Lupier

Enrique Basarte y Elisa Úcar son dos enamorados de la viña, de la tierra, del vino; de esos vinos inefables que son un gozo de los sentidos y nos hacen disfrutar de la vida.
Enrique (viticultor, Ingeniero Agrónomo por la Universidad Pública de Navarra y licenciado en Enología por la Universidad de la Rioja) lleva más de 15 años en el ámbito vitivinícola. Ha sido director técnico de viticutura y responsable de viñedos y vinificación en diversas bodegas de ámbito nacional —D.O. de Rioja, Navarra, Ribera del Duero y La Mancha—.
Elisa es licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Navarra y MBA por el IESE Bussiness School, y tiene más de 12 años de experiencia en el ámbito vitivinícola.
Elisa y Enrique, tras años de experiencia en el sector vitivinícola, y convencidos de que un gran vino se hace en el viñedo, rebuscaron y examinaron los terroirs de diversas zonas hasta que dieron con lo que querían: viñas viejas de garnacha negra con diferentes suelos, orientaciones y altitudes —entre los 400 y los 750 metros—. 27 tesoros, algunos de ellos de principios del siglo XX, que expresan de manera inmejorable en el vino el terruño del que proceden.
Por eso, compraron y remodelaron una casa muy cerca de ellas, una antigua casona de piedra del siglo XIX, donde construyeron una pequeña bodega dimensionada para unas 50.000 botellas y equipada con pequeños depósitos de acero inoxidable, de 3.500 y 5.500 litros, y las más modernas tecnologías. La crianza se realiza en barricas del mejor roble francés, y es vigilada así muy de cerca —día a día, hora a hora—.

Enrique Basarte y Elisa Úcar son dos enamorados de la viña, de la tierra, del vino; de esos vinos inefables que son un gozo de los sentidos y nos hacen disfrutar de la vida.
Enrique (viticultor, Ingeniero Agrónomo por la Universidad Pública de Navarra y licenciado en Enología por la Universidad de la Rioja) lleva más de 15 años en el ámbito vitivinícola. Ha sido director técnico de viticutura y responsable de viñedos y vinificación en diversas bodegas de ámbito nacional —D.O. de Rioja, Navarra, Ribera del Duero y La Mancha—.
Elisa es licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Navarra y MBA por el IESE Bussiness School, y tiene más de 12 años de experiencia en el ámbito vitivinícola.
Elisa y Enrique, tras años de experiencia en el sector vitivinícola, y convencidos de que un gran vino se hace en el viñedo, rebuscaron y examinaron los terroirs de diversas zonas hasta que dieron con lo que querían: viñas viejas de garnacha negra con diferentes suelos, orientaciones y altitudes —entre los 400 y los 750 metros—. 27 tesoros, algunos de ellos de principios del siglo XX, que expresan de manera inmejorable en el vino el terruño del que proceden.
Por eso, compraron y remodelaron una casa muy cerca de ellas, una antigua casona de piedra del siglo XIX, donde construyeron una pequeña bodega dimensionada para unas 50.000 botellas y equipada con pequeños depósitos de acero inoxidable, de 3.500 y 5.500 litros, y las más modernas tecnologías. La crianza se realiza en barricas del mejor roble francés, y es vigilada así muy de cerca —día a día, hora a hora—.

Datos principales
Producción total:
50.000
Propietario
Enrique Basarte y Elisa Úcar