Champagne Millésime

Los champagnes millésimés son aquellos que se elaboran con las uvas de una sóla añada, cuando ésta es de excelente calidad y requiere al menos un mínimo de tres años de crianza en botella.

La calidad del vino depende en un alto porcentaje de la materia prima con la que está elaborado (uvas). Un buen vino, o al menos aceptable, puede conseguir...

Los champagnes millésimés son aquellos que se elaboran con las uvas de una sóla añada, cuando ésta es de excelente calidad y requiere al menos un mínimo de tres años de crianza en botella.

La calidad del vino depende en un alto porcentaje de la materia prima con la que está elaborado (uvas). Un buen vino, o al menos aceptable, puede conseguirse con una materia prima mediocre y buena elaboración, pero para lograr un vino excelente solo puede hacerse en una gran añada.

Los factores variables son aquellos que varían de año a año, siendo generalmente factores de tipo climático (iluminación, temperatura y humedad), donde la mano del hombre poco puede hacer para paliarlos o modificarlos.
Son estos factores los que hacen que se produzcan diferencias tanto en la cantidad como en la calidad de los vinos de un año para otro y que determinan el desarrollo de la maduración y por lo tanto las características de la vendimia obtenida y de los vinos elaborados.

En las regiones vitícolas, situadas en áreas donde influye más de un tipo climático, la climatología anual puede ser más variable y por lo tanto acentuarse las diferencias de las cosechas de una campaña a otra; surgiendo entonces en su verdadera dimensión el concepto de "millésime" o la añada en los vinos producidos. Por el contrario, en aquellas zonas donde un solo tipo de clima se encuentra muy definido, las diferencias climáticas interanuales suelen ser menos amplias y las cosechas resultan de año a año bastante iguales y por lo tanto el concepto "millésime" pierde valor o desaparece.

Las condiciones ideales para una gran añada requieren inviernos fríos con lluvias, los primeros días de primavera cálidos pero sin lluvia, pocos racimos (para que cada uva sea más enriquecida), veranos con días suaves y noches frías, vides poco irrigadas y días cálidos y secos durante la cosecha.

El champagne rara vez tiene una añada, no obstante cuando la casa se encuentra con una cosecha excepcional se asegura de hacerlo notar y crean sus champagnes "Millésime".

Le presentamos aquí una selección de champagnes "Millésimes", excelentes champagnes elaborados en grandes añadas.

Leer más