Abadía Retuerta, Pago Garduña, 2015 Tinto - 0,75L

Parker
Parker 92
Abadía Retuerta, Pago Garduña, 2015

92/100 Parker

Este vino de pago ha sido elaborado únicamente a partir de la variedad Syrah. Las vides están plantadas sobre un suelo calizo, blanco y luminoso, en una vaguada rodeada de pinos que les protegen de los vientos. En resultado son unas uvas de gran concentración de azúcares y una...

92/100 Parker

Este vino de pago ha sido elaborado únicamente a partir de la variedad Syrah. Las vides están plantadas sobre un suelo calizo, blanco y luminoso, en una vaguada rodeada de pinos que les protegen de los vientos. En resultado son unas uvas de gran concentración de azúcares y una perfecta madurez.  Ofrece un color intenso, con reminiscencias de picotas, y un bouquet especiado y floral. En nariz se produce una explosión de fruta roja. Un reposo de 18 meses en barrica nueva francesa le aporta notas balsámicas y tostadas. Suave y elegante en boca, es un vino expresivo, potente, persistente y muy equilibrado.

Es un vino cargado de agradables sorpresas.

Leer más

3,90 ptos

Club LAVINIA : Acumule puntos comprando este artículo.

Sus puntos se transformarán en euros y los podrá utilizar en su próxima compra.

Ficha Técnica

Aroma Aromas intensos y persistentes de frutas rojas y toques lácticos que recuerdan a la mantequilla.
Sabor Enseguida aparece la tanicidad sedosa de la variedad, perfectamente equilibrada con la acidez, así como notas de especias (clavo y pimienta). Su entrada en boca es sutil, amable, de paso largo y aterciopelado.
Final Su final firme e intenso. Vino de gran porte y refinada madurez.
Viticultura Este vino de pago ha sido elaborado únicamente a partir de la variedad Syrah. Las vides están plantadas sobre un suelo calizo, blanco y luminoso, en una vaguada rodeada de pinos que les protegen de los vientos. En resultado son unas uvas de gran concentración de azúcares y una perfecta madurez.
Vinificación Añada 2015: Durante el otoño e invierno, se registraron 230 litros de lluvia, de tal manera que la capa freática llegó a su máxima capacidad. Mayo fue bastante seco, apenas 4 litros de lluvia hicieron que la viña brotase rápidamente y en un estado sanitario envidiable. Fue también marcado por importantes variaciones. El día 13 tuvimos una máxima de 34ºC y 7 días después la temperatura mínima bajó hasta los 0ºC obligándonos a encender los molinos anti-helada. Tras un primer recuento del número de racimos, vimos que la cantidad era un 20% inferior a la del año 2014 y de un tamaño más reducido. Junio fue similar a la media en cuestión de temperaturas, pero algo más lluvioso, registrándose 50 litros de lluvia que vinieron bien para el resto del ciclo. El mes de julio fue el más cálido de la historia de Abadía Retuerta. Las reservas en el suelo prácticamente se fueron agotando, lo cual tuvo su punto positivo: las enfermedades de la viña prácticamente ni existieron. El envero arrancó a primeros de septiembre para los tempranillos, el resto de las variedades entre 10 y 15 días más tarde. Agosto fue seco, ralentizando el envero en las viñas más jóvenes. Afortunadamente no fue tan cálido como julio, favoreciendo que la viña siguiera su ciclo. Arrancó el mes de septiembre con lluvias, aunque no excesivas, y una bajada de temperaturas que ayudaron a que la viña siguiera su proceso de forma más pausada. Los primeros análisis muestran una muy buena calidad. La mayoría de las variedades se adelantaron ligeramente, salvo el Petit Verdot que presentó un ciclo normal.
Temperatura de servicio 16ºC
Alcohol 14.0
Sugerencia de acompañamiento Carnes prietas y muy trabajadas como el jabalí o el venado, tanto en guisos como un buen solomillo de estos animales simplemente salpimentado y a la brasa.
Tipo de agricultura Tradicional
Consumir preferentemente en 2019 - 2029