Boekenhoutskloof, The Chocolate Block 2019 Tinto - 0,75L

Boekenhoutskloof, The Chocolate Block 2019

The Chocolate Block 2019 es un auténtico vino de Swartland, con un potencial de envejecimiento en botella de al menos 10 años mas en el que nos hará encontrarle nuevos matices y sensaciones. 2019 está demostrando ser otra buena añada para la Syrah, con pronunciados sabores a fruta negra y el ...

The Chocolate Block 2019 es un auténtico vino de Swartland, con un potencial de envejecimiento en botella de al menos 10 años mas en el que nos hará encontrarle nuevos matices y sensaciones. 2019 está demostrando ser otra buena añada para la Syrah, con pronunciados sabores a fruta negra y el clásico matiz de aceituna negra.

Añada 2019 elaborada con 71% Syrah, 11% Grenache noir, 9% Cinsault, 8% Cabernet sauvignon y 1% de Viognier de viñas de entre 5 y 40 años ubicadas en distintas orientaciones sobre suelos variados como los arenosos de Piekenierskloof o como los de las tierras frías de Malmesbury.

Boekenhoutskloof es una bodega que aunque en 1776 ya existía como finca en el hermoso valle de Franschhoek (Sudáfrica), no es hasta el año 1993 cuando pasa por una transformación vitivinícola importante. Especialista en Syrah, con su gama Boekenhoutskloof Premium y The Chocolate Block, es probablemente la nueva oferta de vino más exitosa de Sudáfrica en la era moderna.

Leer más

Ficha Técnica

Aroma La nariz es oscura, intensa y melancólica, con aromas de cerezas negras, cardamomo, tabaco dulce, espresso y sutiles toques de perfume. El carácter de fruta oscura de la nariz se traslada al paladar.
Sabor Excepcionalmente complejo y jugoso con suaves matices de ciruelas maduras, violetas, aceitunas negras, clavo y regaliz. El paladar medio es concentrado, ágil y elegante, con taninos muy finos y empolvados de cacao. El vino es de cuerpo medio, muy equilibrado, con un carácter terroso y estratificado, que abarca todo el espectro de la fruta de bayas, desde ciruelas rojas ácidas hasta ricas bayas azules y negras.
Final El final es esbelto, limpio y seco y seco, picante y persistente, con notas de arándanos secos, alquitrán, grafito y humo.
Viticultura Añada 2019 elaborada con 71% Syrah, 11% Grenache noir, 9% Cinsault, 8% Cabernet sauvignon y 1% de Viognier de viñas de entre 5 y 40 años ubicadas en distintas orientaciones sobre suelos variados como los arenosos de Piekenierskloof, idóneos para la Garnacha; o los de las tierras frías de Malmesbury, para la Syrah y Viognier. Los viñedos de Swartland son famosos por sus suelos de pizarra y granito, creando tensión y vibración en el vino. La Cabernet sauvignon proviene de viñedos en las zonas de Franschhoek y la histórica Stellenbosch. La composición final del vino se ajusta en cada vendimia para reflejar mejor la añada y el carácter de unas viñas. Rasgos de clima mediterráneo en general, con particularidades propias de microclimas especiales oceánicos. Añada: la cosecha de 2019 estuvo precedida por un periodo de crecimiento muy seco que dio lugar a un rendimiento récord de la cosecha. 2019 está demostrando ser otra buena añada para la Syrah, con pronunciados sabores a fruta negra y el clásico matiz de aceituna negra. La variedad predominante (71%) muestra una hermosa tinta en la copa. Los viñedos de garnacha de Porseleinberg se están consolidando, y esta variedad es, sin duda, la estrella brillante y perfumada de la mezcla, que revela un encanto antiguo, como el de Châteauneuf-du-Pape. La Cinsault de cepa vieja sigue siendo una joya no anunciada que une el vino sin esfuerzo y establece una elegancia refinada. La Cabernet Sauvignon, que representa sólo el 8% de esta variedad limitada cultivada en la denominación, es esencial para aportar estructura y agarre a la mezcla. La Syrah y la Cinsault se criaron en una combinación de foudres y barricas de roble francés de 2.500 litros. La garnacha maduró en demi-muids de 600 litros. La Cabernet Sauvignon fue la única expuesta a barricas nuevas de roble francés. La crianza osciló entre 13 y 16 meses, dependiendo del componente y de la parcela del viñedo. Se seleccionaron 2414 barricas para la cosecha 2019.
Vinificación La Syrah y la Cinsault se criaron en una combinación de foudres y barricas de roble francés de 2.500 litros. La garnacha maduró en demi-muids de 600 litros. La Cabernet Sauvignon fue la única expuesta a barricas nuevas de roble francés. La crianza osciló entre 13 y 16 meses, dependiendo del componente y de la parcela del viñedo. Se seleccionaron 2414 barricas para la cosecha 2019.
Temperatura de servicio 14ºC - 16ºC
Alcohol 14
Sugerencia de acompañamiento Caza mayor, carnes asadas, cordero, arroces y pescados grasos.
Tipo de agricultura Tradicional
Tipo de Uva Cabernet Sauvignon, Garnacha, Cinsault, Syrah, Viognier.
Consumir preferentemente en 2021 - 2031

Comentarios

Dar mi opinión

Puntúa este producto