Champagne Billecart Salmon

Billecart-Salmon es una de las pocas Maisons que todavía pertenecen exclusivamente a una familia. La 7ª generación de la familia sigue fiel a los principios que han marcado el destino...

Leer más

Bodega: Billecart-Salmon

Billecart-Salmon es una de las pocas Maisons que todavía pertenecen exclusivamente a una familia. La 7ª generación de la familia sigue fiel a los principios que han marcado el destino de la casa en los últimos 250 años: privilegiar la calidad y buscar la excelencia.

Todo empezó en 1818, con la unión de Nicolas François Billecart y Elisabeth Salmon para fundar su casa de champagne. Esta es una historia familiar puesto que Louis Salmon, hermano de Elisabeth y aficionado a la enología, ya participaba en la elaboración de los vinos. Así pues, desde hace siete generaciones, cada miembro de la familia se esfuerza por perpetuar la tradición familiar cumpliendo con un juramento que trasciende el paso del tiempo: "apostar primero por la calidad, aspirar a la perfección".

El champagne de la casa es el resultado del saber hacer exclusivo de sus empleados, que cuidan solícitamente un terreno de 100 hectáreas y recolectan la uva en una superficie total de 300 hectáreas repartidas en 40 crus de Champagne. Gran parte de la uva utilizada para la vinificación procede de un área situada en un radio de 20 km alrededor de Épernay, donde conviven los grands crus de Pinot Noir, Chardonnay y Pinot Meunier, en las tierras de la Montaña de Reims, la Côte des Blancs y el Valle del Marne.

El Champagne Billecart-Salmon destaca por su deliciosos rosados que causan furor entre los amantes de este tipo de delicados champagnes. Un dato más... En 1999 la cuvée Nicolas François Billecart 1959 fue elegido el Champagne del Milenio en una cata a ciegas frente a otros 150 champagnes.

7 generaciones han estado al frente de la Casa desde su creación en 1818. Movido por una misma pasión en torno al vino, cada miembro de la familia aporta su estilo personal, con un único pensamiento en mente: apostar primero por la calidad y aspirar a la perfección. Hoy en día, la Casa la dirige Mathieu Roland-Billecart, miembro de la séptima generación, con la ayuda de Antoine Roland-Billecart, director adjunto encargado de exportación, y bajo la afable mirada de Jean y François Roland-Billecart.

Billecart-Salmon es una de las pocas Maisons que todavía pertenecen exclusivamente a una familia. La 7ª generación de la familia sigue fiel a los principios que han marcado el destino de la casa en los últimos 250 años: privilegiar la calidad y buscar la excelencia.

Todo empezó en 1818, con la unión de Nicolas François Billecart y Elisabeth Salmon para fundar su casa de champagne. Esta es una historia familiar puesto que Louis Salmon, hermano de Elisabeth y aficionado a la enología, ya participaba en la elaboración de los vinos. Así pues, desde hace siete generaciones, cada miembro de la familia se esfuerza por perpetuar la tradición familiar cumpliendo con un juramento que trasciende el paso del tiempo: "apostar primero por la calidad, aspirar a la perfección".

El champagne de la casa es el resultado del saber hacer exclusivo de sus empleados, que cuidan solícitamente un terreno de 100 hectáreas y recolectan la uva en una superficie total de 300 hectáreas repartidas en 40 crus de Champagne. Gran parte de la uva utilizada para la vinificación procede de un área situada en un radio de 20 km alrededor de Épernay, donde conviven los grands crus de Pinot Noir, Chardonnay y Pinot Meunier, en las tierras de la Montaña de Reims, la Côte des Blancs y el Valle del Marne.

El Champagne Billecart-Salmon destaca por su deliciosos rosados que causan furor entre los amantes de este tipo de delicados champagnes. Un dato más... En 1999 la cuvée Nicolas François Billecart 1959 fue elegido el Champagne del Milenio en una cata a ciegas frente a otros 150 champagnes.

7 generaciones han estado al frente de la Casa desde su creación en 1818. Movido por una misma pasión en torno al vino, cada miembro de la familia aporta su estilo personal, con un único pensamiento en mente: apostar primero por la calidad y aspirar a la perfección. Hoy en día, la Casa la dirige Mathieu Roland-Billecart, miembro de la séptima generación, con la ayuda de Antoine Roland-Billecart, director adjunto encargado de exportación, y bajo la afable mirada de Jean y François Roland-Billecart.

Datos principales
Año de fundación:
1818
Propietario
Familia Roland-Billecart