Champagne Ruinart

Ruinart es la maison de la región de Champagne más antigua, fundada por Nicolás Ruinart en 1729 en Reims. En la actualidad forma parte del imperio LVMH, propiedad del multimillonario ...

Leer más

Bodega: Ruinart

Ruinart es la maison de la región de Champagne más antigua, fundada por Nicolás Ruinart en 1729 en Reims. En la actualidad forma parte del imperio LVMH, propiedad del multimillonario francés Bernard Arnault. Poco menos de trescientos años después la maison ha demostrado saber perpetuar su estilo y seleccionar década a década los mejores viñedos.

El champagne fue un vino nacido de la casualidad y concebido desde sus inicios como vino de mezcla, ya que se dieron cuenta que mezclando vinos de diferentes añadas daban consistencia al vino y al mismo tiempo marcaban un estilo año tras año. Y esta es la razón por la que hoy en día en la Champagne se hacen los llamados ‘non vintage’ (vinos sin añada).

La Maison Ruinart decidió poner a su cuvée de prestige: Dom Ruinart, en honor a su tío Dom Ruinart, amigo del famoso monje Dom Pérignon. Un champagne que sólo aparece en el mercado con un mínimo de siete años de envejecimiento y que se elabora únicamente aquellos años donde la calidad es especialmente destacada. La Maison más antigua de champagne celebró en 2014 el 250 aniversario del primer envío de champagne rosé de la historia.

El 14 de marzo de 1764 aparece por primera vez detallado, en el libro de cuentas de la Maison, un movimiento de exportación hacia al norte de Alemania de una cesta de 120 botellas, 60 de las cuales estaban marcadas con el nombre ‘Oeil de Perdrix’ (Ojo de Perdiz), refiriéndose a un champagne color rosa delicado con reflejos cobrizos, con lo que sin lugar a dudas se trata de la primera referencia en la historia del envío de botellas de champagne rosado. Un champagne producido deliberadamente con ese color intenso, probablemente vinificado por método de maceración aunque no se sabe con seguridad.

No fue hasta 1850-60, en la época de Madame Clicquot cuando se empezó a utilizar la técnica de mezcla para hacer los rosados. En la actualidad es el método más utilizado y sólo una pequeña proporción de vignerons y casas de champagne utilizan para sus rosados la técnica del saignée (sangrado o maceración). Podríamos decir que entre uno y otro método no hay diferencia de calidad es únicamente una cuestión de elección de cada elaborador.

Ruinart es la maison de la región de Champagne más antigua, fundada por Nicolás Ruinart en 1729 en Reims. En la actualidad forma parte del imperio LVMH, propiedad del multimillonario francés Bernard Arnault. Poco menos de trescientos años después la maison ha demostrado saber perpetuar su estilo y seleccionar década a década los mejores viñedos.

El champagne fue un vino nacido de la casualidad y concebido desde sus inicios como vino de mezcla, ya que se dieron cuenta que mezclando vinos de diferentes añadas daban consistencia al vino y al mismo tiempo marcaban un estilo año tras año. Y esta es la razón por la que hoy en día en la Champagne se hacen los llamados ‘non vintage’ (vinos sin añada).

La Maison Ruinart decidió poner a su cuvée de prestige: Dom Ruinart, en honor a su tío Dom Ruinart, amigo del famoso monje Dom Pérignon. Un champagne que sólo aparece en el mercado con un mínimo de siete años de envejecimiento y que se elabora únicamente aquellos años donde la calidad es especialmente destacada. La Maison más antigua de champagne celebró en 2014 el 250 aniversario del primer envío de champagne rosé de la historia.

El 14 de marzo de 1764 aparece por primera vez detallado, en el libro de cuentas de la Maison, un movimiento de exportación hacia al norte de Alemania de una cesta de 120 botellas, 60 de las cuales estaban marcadas con el nombre ‘Oeil de Perdrix’ (Ojo de Perdiz), refiriéndose a un champagne color rosa delicado con reflejos cobrizos, con lo que sin lugar a dudas se trata de la primera referencia en la historia del envío de botellas de champagne rosado. Un champagne producido deliberadamente con ese color intenso, probablemente vinificado por método de maceración aunque no se sabe con seguridad.

No fue hasta 1850-60, en la época de Madame Clicquot cuando se empezó a utilizar la técnica de mezcla para hacer los rosados. En la actualidad es el método más utilizado y sólo una pequeña proporción de vignerons y casas de champagne utilizan para sus rosados la técnica del saignée (sangrado o maceración). Podríamos decir que entre uno y otro método no hay diferencia de calidad es únicamente una cuestión de elección de cada elaborador.

Datos principales
Año de fundación:
1729
Propietario
LVMH