Vinos de Château Pape Clément

La primera cosecha tuvo lugar en 1252. por lo que Pape Clément es el viñedo más antiguo de Burdeos. Por aquel entonces se llamaba Domaine de la Mothe, y fue un regalo de Berald de Goth a su ...

Leer más

Bodega: Château Pape-Clément

La primera cosecha tuvo lugar en 1252. por lo que Pape Clément es el viñedo más antiguo de Burdeos. Por aquel entonces se llamaba Domaine de la Mothe, y fue un regalo de Berald de Goth a su hermano Bertrand, al que se le conoce en la historia de la Iglesia católica como Papa Clemente V.

A Bertrand de Goth le gustaba la vid y se preocupaba mucho por el viñedo de la Mothe. Cuando se convirtió en Papa, contribuyó considerablemente al desarrollo de la viticultura, particularmente en el valle del Ródano y en todo Aviñón. Es en parte gracias a él que ciertos crecimientos en Châteauneuf-du-Pape, Gigondas y Beaumes-de-Venise podrían y aún pueden rivalizar con los mejores vinos de Burdeos.

En 1864, Jean-Baptiste Clerc fue uno de los propietarios que marcó la historia de la finca. Bajo su égida, se replantaron más de 30 hectáreas y este mismo año, la propiedad recibió la medalla de Gran Ministro otorgada en la competencia por el viñedo más destacado. Bajo la dirección de Clerc, Château Pape Clément pronto se convirtió en uno de los crecimientos más conocidos de Gironde.

El Château tuvo su mayor momento de vigor enólogico cuando Paul Montagne lo adquirió a finales de los años treinta, contratando para las labores técnicas a Emile Peynaud, cuya alargada sombra de conocimientos logró catapultar la marca Pape Clément a nivel internacional.
En la actualidad, y tras la muerte de Paul Montagne, es su hijo Léo, asociado con Bernard Magrez, quien lleva las riendas del negocio.

La superficie total del viñedo es de 32,5 hectáreas, 30 de ellas cultivadas con variedades tintas y el resto variedades blancas. Los suelos son ricos en arcillas y en ellos se plantaron un 60% de Cabernet Sauvignon y un 30% de Merlot.

El vino se elabora por pequeñas parcelas y se fermenta en tinas de madera. Sorprendentemente, el despalillado se realiza de forma manual, un proceso minucioso que exige mucho trabajo. El mosto flor pasa a las barricas por gravedad.

La primera cosecha tuvo lugar en 1252. por lo que Pape Clément es el viñedo más antiguo de Burdeos. Por aquel entonces se llamaba Domaine de la Mothe, y fue un regalo de Berald de Goth a su hermano Bertrand, al que se le conoce en la historia de la Iglesia católica como Papa Clemente V.

A Bertrand de Goth le gustaba la vid y se preocupaba mucho por el viñedo de la Mothe. Cuando se convirtió en Papa, contribuyó considerablemente al desarrollo de la viticultura, particularmente en el valle del Ródano y en todo Aviñón. Es en parte gracias a él que ciertos crecimientos en Châteauneuf-du-Pape, Gigondas y Beaumes-de-Venise podrían y aún pueden rivalizar con los mejores vinos de Burdeos.

En 1864, Jean-Baptiste Clerc fue uno de los propietarios que marcó la historia de la finca. Bajo su égida, se replantaron más de 30 hectáreas y este mismo año, la propiedad recibió la medalla de Gran Ministro otorgada en la competencia por el viñedo más destacado. Bajo la dirección de Clerc, Château Pape Clément pronto se convirtió en uno de los crecimientos más conocidos de Gironde.

El Château tuvo su mayor momento de vigor enólogico cuando Paul Montagne lo adquirió a finales de los años treinta, contratando para las labores técnicas a Emile Peynaud, cuya alargada sombra de conocimientos logró catapultar la marca Pape Clément a nivel internacional.
En la actualidad, y tras la muerte de Paul Montagne, es su hijo Léo, asociado con Bernard Magrez, quien lleva las riendas del negocio.

La superficie total del viñedo es de 32,5 hectáreas, 30 de ellas cultivadas con variedades tintas y el resto variedades blancas. Los suelos son ricos en arcillas y en ellos se plantaron un 60% de Cabernet Sauvignon y un 30% de Merlot.

El vino se elabora por pequeñas parcelas y se fermenta en tinas de madera. Sorprendentemente, el despalillado se realiza de forma manual, un proceso minucioso que exige mucho trabajo. El mosto flor pasa a las barricas por gravedad.

Datos principales
Año de fundación:
1300
Propietario
Leo Montagne y Bernard Magrez