Vinos de Domaine De Chevalier

El verdadero nacimiento de la finca se remonta a la segunda mitad del siglo XIX. Hasta no hace mucho tiempo, el bosque ocupaba la mayor parte de la parte occidental de Graves, donde e...

Leer más

Bodega: Domaine de Chevalier

El verdadero nacimiento de la finca se remonta a la segunda mitad del siglo XIX. Hasta no hace mucho tiempo, el bosque ocupaba la mayor parte de la parte occidental de Graves, donde está ubicada.

En el siglo XVII nos muestran que el pequeño Domaine de Chivaley incluía "casas, dependencias, jardines, terrenos, viñas, bosques y prados". Se cree que el nombre "Chivaley" (que significa "caballero" en gascón) está vinculado, por una razón desconocida, a la presencia del muy antiguo camino de peregrinación a Santiago de Compostela, que todavía bordea la finca.

Domaine de Chevalier se encuentra en un claro en medio de un bosque que protege las vides de temperaturas extremas. De hecho, Chevalier es una especie de jardín secreto, lejos del centro de atención. Esto es algo así como una paradoja para un vino tan excelente, entre los mejores de Burdeos.
Domaine de Chevalier puede presumir de tener un viñedo único de 100 hectáreas, de las cuales 40 hectáreas se benefician de una excelente insolación gracias a su orientación Norte-Sur.

El viñedo para las variedades tintas se distribuye de la siguiente forma: 62% Cabernet sauvignon, 32% Merlot, 3% de Cabernet franc y 3% de Petit verdot. Un doble criterio además rige el reparto de variedades a partir de sus suelos. La Merlot, de maduración precoz, en los terrenos más arcillosos y la Cabernet, de maduración tardía, en las gravas, que mantienen el calor todos los días. Del mismo modo que los lugares más frescos son reservados para la Sauvignon. Con esta composición se busca extraer al máximo la raza y elegancia natural del terroir de Graves.

A partir de 1983, la familia Bernard, hasta entonces especializada en la venta de brandy, se hace cargo del Domaine, haciendo un gran esfuerzo para preparar el Domaine para el nuevo milenio.

El verdadero nacimiento de la finca se remonta a la segunda mitad del siglo XIX. Hasta no hace mucho tiempo, el bosque ocupaba la mayor parte de la parte occidental de Graves, donde está ubicada.

En el siglo XVII nos muestran que el pequeño Domaine de Chivaley incluía "casas, dependencias, jardines, terrenos, viñas, bosques y prados". Se cree que el nombre "Chivaley" (que significa "caballero" en gascón) está vinculado, por una razón desconocida, a la presencia del muy antiguo camino de peregrinación a Santiago de Compostela, que todavía bordea la finca.

Domaine de Chevalier se encuentra en un claro en medio de un bosque que protege las vides de temperaturas extremas. De hecho, Chevalier es una especie de jardín secreto, lejos del centro de atención. Esto es algo así como una paradoja para un vino tan excelente, entre los mejores de Burdeos.
Domaine de Chevalier puede presumir de tener un viñedo único de 100 hectáreas, de las cuales 40 hectáreas se benefician de una excelente insolación gracias a su orientación Norte-Sur.

El viñedo para las variedades tintas se distribuye de la siguiente forma: 62% Cabernet sauvignon, 32% Merlot, 3% de Cabernet franc y 3% de Petit verdot. Un doble criterio además rige el reparto de variedades a partir de sus suelos. La Merlot, de maduración precoz, en los terrenos más arcillosos y la Cabernet, de maduración tardía, en las gravas, que mantienen el calor todos los días. Del mismo modo que los lugares más frescos son reservados para la Sauvignon. Con esta composición se busca extraer al máximo la raza y elegancia natural del terroir de Graves.

A partir de 1983, la familia Bernard, hasta entonces especializada en la venta de brandy, se hace cargo del Domaine, haciendo un gran esfuerzo para preparar el Domaine para el nuevo milenio.

Datos principales
Año de fundación:
Siglo XIX
Propietario
Familia Bernard