Vinos de Château D'yquem

La historia de Château d'Yquem es como una novela, una saga épica llena de eventos y personalidades coloridas que abarcan más de cuatro siglos.

Château d’Yquem es un mito del vino francés dad...

Leer más

Sara_martin_producto_lavinia

Château D'Yquem
Las 113 hectáreas situadas entre Sauternes y Fargues se destinan para la producción del vino con podredumbre noble más famoso del mundo: Château d’Yquem. Parte del secreto de Yquem reside en su terroir, con la bolsa de arcilla que tiene, inexistente en otras partes de Sauternes. Las notas amieladas, el melocotón y los aromas cítricos, junto con una boca untosa y el perfecto equilibrio entre dulzor y acidez, hacen de este vino dulce una auténtica joya. Una de las mejores cosechas en los últimos tiempos en la zona, que queda reflejada en esta botella.

Sara Martín Torres
Responsable producto LAVINIA España

Bodega: Château d'Yquem

La historia de Château d'Yquem es como una novela, una saga épica llena de eventos y personalidades coloridas que abarcan más de cuatro siglos.

Château d’Yquem es un mito del vino francés dada la excepcionalidad de su terruño. Se trata del único château de Sauternes que obtuvo en 1855 la calificación de ‘Premier Cru Supérieur’, una categoría solo reservada para los viñedos más excepcionales de la época. Gracias a ella se convirtió en la mejor bodega de Sauternes, región bordelesa de la que se obtienen algunos de los mejores blancos dulces del mundo.
Alrededor de Château d’Yquem se instalaron después grandes bodegas que, elaborando dulces de altísima calidad, no han llegado nunca a alcanzar la repercusión y exclusividad de Yquem, una trascendencia que se pone de manifiesto cada vez que un gran crítico valora sus vinos.

Los grandes vinos no nacen en cualquier lugar, por accidente. Un conjunto único de condiciones climáticas y geológicas se combinan para formar un equilibrio raro.

Este es indudablemente el caso de Yquem, que personifica todo lo que es mejor sobre el singular ambiente vitivinícola en Sauternes. La capa superior del suelo del Château d'Yquem es cálida y seca, acumulando calor gracias a los guijarros lisos y la grava gruesa. El subsuelo de arcilla contiene buenas reservas de agua y hay numerosos manantiales en la finca. Las tuberías de drenaje se instalaron hace algún tiempo para evitar el anegamiento (100 km de desagües desde el siglo XIX). El gran tamaño de Yquem permitió plantar 113 hectáreas de vides en una muestra muy representativa del rico tapiz de los tipos de suelos de la región de Sauternes. Esta extraordinaria variedad de suelos es un factor clave en la calidad y complejidad de Château d'Yquem.

A finales del siglo XX, gracias al impulso de Bernard Arnault, el castillo de Yquem, verdadero monumento y uno de los mejores vinos de Francia, fue adquirido por LVMH Moët Hennessy-Louis Vuitton. Esto marcó un nuevo capítulo en la historia del castillo.

La historia de Château d'Yquem es como una novela, una saga épica llena de eventos y personalidades coloridas que abarcan más de cuatro siglos.

Château d’Yquem es un mito del vino francés dada la excepcionalidad de su terruño. Se trata del único château de Sauternes que obtuvo en 1855 la calificación de ‘Premier Cru Supérieur’, una categoría solo reservada para los viñedos más excepcionales de la época. Gracias a ella se convirtió en la mejor bodega de Sauternes, región bordelesa de la que se obtienen algunos de los mejores blancos dulces del mundo.
Alrededor de Château d’Yquem se instalaron después grandes bodegas que, elaborando dulces de altísima calidad, no han llegado nunca a alcanzar la repercusión y exclusividad de Yquem, una trascendencia que se pone de manifiesto cada vez que un gran crítico valora sus vinos.

Los grandes vinos no nacen en cualquier lugar, por accidente. Un conjunto único de condiciones climáticas y geológicas se combinan para formar un equilibrio raro.

Este es indudablemente el caso de Yquem, que personifica todo lo que es mejor sobre el singular ambiente vitivinícola en Sauternes. La capa superior del suelo del Château d'Yquem es cálida y seca, acumulando calor gracias a los guijarros lisos y la grava gruesa. El subsuelo de arcilla contiene buenas reservas de agua y hay numerosos manantiales en la finca. Las tuberías de drenaje se instalaron hace algún tiempo para evitar el anegamiento (100 km de desagües desde el siglo XIX). El gran tamaño de Yquem permitió plantar 113 hectáreas de vides en una muestra muy representativa del rico tapiz de los tipos de suelos de la región de Sauternes. Esta extraordinaria variedad de suelos es un factor clave en la calidad y complejidad de Château d'Yquem.

A finales del siglo XX, gracias al impulso de Bernard Arnault, el castillo de Yquem, verdadero monumento y uno de los mejores vinos de Francia, fue adquirido por LVMH Moët Hennessy-Louis Vuitton. Esto marcó un nuevo capítulo en la historia del castillo.

Datos principales
Año de fundación:
1711
Propietario
LVMH Moët Hennessy-Louis Vuitton