Vinos de Domaine Pattes Loup

Heredero de la pasión vinícola de una familia afincada en Chablis –propietaria del Domaine Bois d’Yver–, el joven Thomas Pico inició su propio proyecto en el año 2004, adaptando ocho h...

Leer más

Bodega: Domaine Pattes Loup

Heredero de la pasión vinícola de una familia afincada en Chablis –propietaria del Domaine Bois d’Yver–, el joven Thomas Pico inició su propio proyecto en el año 2004, adaptando ocho hectáreas de la propiedad familiar a la viticultura ecológica, que a partir del 2009 han dado lugar a los vinos del Domaine Pattes Loup. Unos blancos plenos de carácter que no han tardado en revelarse como una de las novedades más excitantes de este terruño predilecto para la Chardonnay.

Progresivamente, Pico se ha hecho cargo de más y más viñas de su padre. Hoy en día, la finca comprende 15 hectáreas de viñedos, todos cultivados de manera cuidadosa y ecológica. Afortunadamente, la mayoría de las vides de Pico son una selección massale plantada por su abuelo en las laderas cerca de Courgis y Preys, los dos pueblos de mayor altitud de la denominación, con viñedos de hasta 300 metros de altura. También está experimentando con una rotación de cultivos de cobertura para proteger contra la erosión, aumentar la retención de agua y aumentar los microorganismos en sus suelos.

Otro factor distintivo es el compromiso de Pico con la cosecha manual, seguida de la clasificación manual de las bayas imperfectas en una mesa vibratoria de clasificación en la bodega. Fermenta todos los vinos con levaduras autóctonas, hace un elévage mínimo de 14 a 16 meses, a veces más dependiendo de los vinos y añadas, y se embotella sin clarificar ni filtrar. Su AC Chablis de viñas de más de 55 años y hasta el 40% del jugo se fermenta en huevos de hormigón con el resto en acero inoxidable. Los Premier Crus de Côte de Jouan, Beauregard y Butteaux (desde dentro de Montmains) provienen de viñedos en las laderas de entre 30 y 55 años, y todos se crían en robles más viejos.

Estos vinos son la esencia de Chablis, pero no solo en su mineralidad salobre. Hay una sensación de vitalidad en los vinos y una densidad de textura que solo puede provenir de un trabajo dedicado en los viñedos y una vinificación transparente.

Heredero de la pasión vinícola de una familia afincada en Chablis –propietaria del Domaine Bois d’Yver–, el joven Thomas Pico inició su propio proyecto en el año 2004, adaptando ocho hectáreas de la propiedad familiar a la viticultura ecológica, que a partir del 2009 han dado lugar a los vinos del Domaine Pattes Loup. Unos blancos plenos de carácter que no han tardado en revelarse como una de las novedades más excitantes de este terruño predilecto para la Chardonnay.

Progresivamente, Pico se ha hecho cargo de más y más viñas de su padre. Hoy en día, la finca comprende 15 hectáreas de viñedos, todos cultivados de manera cuidadosa y ecológica. Afortunadamente, la mayoría de las vides de Pico son una selección massale plantada por su abuelo en las laderas cerca de Courgis y Preys, los dos pueblos de mayor altitud de la denominación, con viñedos de hasta 300 metros de altura. También está experimentando con una rotación de cultivos de cobertura para proteger contra la erosión, aumentar la retención de agua y aumentar los microorganismos en sus suelos.

Otro factor distintivo es el compromiso de Pico con la cosecha manual, seguida de la clasificación manual de las bayas imperfectas en una mesa vibratoria de clasificación en la bodega. Fermenta todos los vinos con levaduras autóctonas, hace un elévage mínimo de 14 a 16 meses, a veces más dependiendo de los vinos y añadas, y se embotella sin clarificar ni filtrar. Su AC Chablis de viñas de más de 55 años y hasta el 40% del jugo se fermenta en huevos de hormigón con el resto en acero inoxidable. Los Premier Crus de Côte de Jouan, Beauregard y Butteaux (desde dentro de Montmains) provienen de viñedos en las laderas de entre 30 y 55 años, y todos se crían en robles más viejos.

Estos vinos son la esencia de Chablis, pero no solo en su mineralidad salobre. Hay una sensación de vitalidad en los vinos y una densidad de textura que solo puede provenir de un trabajo dedicado en los viñedos y una vinificación transparente.

Datos principales
Año de fundación:
2004
Propietario
Thomas Pico