Didier Barral crea su bodega en 1993, nombrándola en honor a su padre. Reconocido como uno de los principales representantes de la biodinámica en Francia,trabaja sus 13 hectáreas de una f...

Leer más

Aitor-paul-sumiller-lavinia-profesional

Domaine Léon Barral, La Valinière
El vino más ambicioso de la familia Barral es esta cuvée Valinière con mayoría de uva monastrell que crece en suelos de esquisto. Un gran tinto meridional de textura elegante, procedente de un añada sobresaliente. Un vino maduro, ideal para disfrutar ahora mismo.
Aitor Paul
Sumiller de Lavinia Profesional

Bodega: Domaine Léon Barral

Didier Barral crea su bodega en 1993, nombrándola en honor a su padre. Reconocido como uno de los principales representantes de la biodinámica en Francia,trabaja sus 13 hectáreas de una forma “artesanal”, ayudado por los animales de su granja que, con el simple acto de pastar, permiten una sana actividad microbiótica en el suelo que añade sustancias nutritivas importantes y favorecen la oxigenación, llevando el concepto de sostenibilidad a su más fiel expresión, en donde el ecosistema se crea a partir de la interdependencia entre los animales y los viñedos.

Este enfoque finalmente se traduce en vinos tremendamente poderosos, complejos y dignos de la edad, inflexionados con una nota mineral terrosa de los suelos de esquisto de Faugères. La mayoría de las vides de Didier obtienen una exposición total al sol del sur; en este clima mediterráneo donde las olas de calor y la sequía del verano son constantes durante la temporada de crecimiento, la poda en el estilo gobelet protege las uvas del sol abrasador. La mayoría de sus viñas son muy viejas, algunas hasta los noventa años de edad, lo que mantiene los rendimientos naturalmente bajos. Una vez en el sótano, la cosecha de Didier es cuidada con el mismo celo, aunque consideraría que el vino casi termina una vez que abandona el viñedo.

Este nivel de artesanía estuvo una vez casi extinto, de no haber sido por Didier y la profunda influencia que está teniendo sobre otros viticultores que ahora ven cómo su ética de trabajo e ideología se traduce en resultados.

Didier Barral crea su bodega en 1993, nombrándola en honor a su padre. Reconocido como uno de los principales representantes de la biodinámica en Francia,trabaja sus 13 hectáreas de una forma “artesanal”, ayudado por los animales de su granja que, con el simple acto de pastar, permiten una sana actividad microbiótica en el suelo que añade sustancias nutritivas importantes y favorecen la oxigenación, llevando el concepto de sostenibilidad a su más fiel expresión, en donde el ecosistema se crea a partir de la interdependencia entre los animales y los viñedos.

Este enfoque finalmente se traduce en vinos tremendamente poderosos, complejos y dignos de la edad, inflexionados con una nota mineral terrosa de los suelos de esquisto de Faugères. La mayoría de las vides de Didier obtienen una exposición total al sol del sur; en este clima mediterráneo donde las olas de calor y la sequía del verano son constantes durante la temporada de crecimiento, la poda en el estilo gobelet protege las uvas del sol abrasador. La mayoría de sus viñas son muy viejas, algunas hasta los noventa años de edad, lo que mantiene los rendimientos naturalmente bajos. Una vez en el sótano, la cosecha de Didier es cuidada con el mismo celo, aunque consideraría que el vino casi termina una vez que abandona el viñedo.

Este nivel de artesanía estuvo una vez casi extinto, de no haber sido por Didier y la profunda influencia que está teniendo sobre otros viticultores que ahora ven cómo su ética de trabajo e ideología se traduce en resultados.

Datos principales
Año de fundación:
1993
Propietario
Didier Barral