Vinos de La Ferme De La Sansonnière

Mark Angeli es uno de los viticultores que interpreta con grandeza las cualidades de la uva Chenin Blanc y que elabora vinos secos en tierra de dulces, lo que le ha costado no poder a...

Leer más

Bodega: La ferme de la Sansonnière

Mark Angeli es uno de los viticultores que interpreta con grandeza las cualidades de la uva Chenin Blanc y que elabora vinos secos en tierra de dulces, lo que le ha costado no poder ampararlos bajo la A.O.C. Anjou. Desde 1989 y junto a Martial Angeli, dirige la bodega Domaine de la Sansonnière.

Mark Angeli era albañil de profesión antes de centrarse en la viticultura. Ganó experiencia en el Château La Tour Balance en Sauternes, donde vio el dominio convertido en biodinámica. Compró Ferme de la Sansonnière en 1989 y lo convirtió en biodinámica en su primera cosecha.

Cultivan dos uvas en la granja, Chenin y Grolleau, una variedad nativa del Loira. Todos sus vinos se producen con muy poco o nada de azufre. Las uvas provienen de cepas con edades que van de los 4 a los 80 años y que crecen en entre la falla de Layon sobre suelos de arcilla, arena y lutitas carboníferas. Allí se cultiva la Chenin Blanc como en ningún otro sitio, con una intensidad, madurez y capacidad de retener la mineralidad propia de la finca.

Como si no fuera suficiente, Mark usa electricidad de paneles solares, se calienta con una caldera alimentada por madera triturada de sus bosques, viaja en un automóvil de aire comprimido y usa un tractor rectificado que funciona con aceite de girasol que ha cultivado. Casi parece un soñador, pero en realidad es considerado uno de los cuatro mejores enólogos de la región. No es difícil adivinar cómo hace sus propios viñedos: desde 2013, las hileras no están aradas, sino curtidas, magulladas y trituradas, mientras que la hierba se corta solo cuando es estrictamente necesario.

Mark Angeli es uno de los viticultores que interpreta con grandeza las cualidades de la uva Chenin Blanc y que elabora vinos secos en tierra de dulces, lo que le ha costado no poder ampararlos bajo la A.O.C. Anjou. Desde 1989 y junto a Martial Angeli, dirige la bodega Domaine de la Sansonnière.

Mark Angeli era albañil de profesión antes de centrarse en la viticultura. Ganó experiencia en el Château La Tour Balance en Sauternes, donde vio el dominio convertido en biodinámica. Compró Ferme de la Sansonnière en 1989 y lo convirtió en biodinámica en su primera cosecha.

Cultivan dos uvas en la granja, Chenin y Grolleau, una variedad nativa del Loira. Todos sus vinos se producen con muy poco o nada de azufre. Las uvas provienen de cepas con edades que van de los 4 a los 80 años y que crecen en entre la falla de Layon sobre suelos de arcilla, arena y lutitas carboníferas. Allí se cultiva la Chenin Blanc como en ningún otro sitio, con una intensidad, madurez y capacidad de retener la mineralidad propia de la finca.

Como si no fuera suficiente, Mark usa electricidad de paneles solares, se calienta con una caldera alimentada por madera triturada de sus bosques, viaja en un automóvil de aire comprimido y usa un tractor rectificado que funciona con aceite de girasol que ha cultivado. Casi parece un soñador, pero en realidad es considerado uno de los cuatro mejores enólogos de la región. No es difícil adivinar cómo hace sus propios viñedos: desde 2013, las hileras no están aradas, sino curtidas, magulladas y trituradas, mientras que la hierba se corta solo cuando es estrictamente necesario.

Datos principales
Año de fundación:
1989
Propietario
Familia Angeli