Vinos de Domaine De La Vieille Julienne

Domaine de la Vieille Julienne es una de las bodegas más notables del valle del Ródano. Pago emblemático del valle del Ródano meridional, Châteauneuf-du-Pape es la viva imagen ...

Leer más

Bodega: Domaine de la Vieille Julienne

Domaine de la Vieille Julienne es una de las bodegas más notables del valle del Ródano. Pago emblemático del valle del Ródano meridional, Châteauneuf-du-Pape es la viva imagen de los tintos potentes y cálidos, con gran reputación gracias a su particular terruño cantos rodados y a la riqueza que aportan las trece variedades, entre las que domina la Garnacha.

En las alturas del "lieu-dit Clavin" y en el límite norte de Chateauneuf du Pape, la finca nació en el siglo XVII. Hoy en día, este antiguo viñedo de 20 hectáreas en un solo bloque, se reparte entre Châteauneuf du Pape "les Trois Sources" tinto, Châteauneuf du Pape "les Hauts-lieux" tinto y blanco y Côtes du Rhône "lieu-dit Clavin".

Jean-Paul Daumen, es la quinta generación de propietarios y enólogos del Domaine de la Vieille Julienne. Es uno de los enólogos más intrigantes e influyentes de Francia. Jean-Paul adoptó la biodinámica cuando se hizo cargo de la finca familiar en 1990. No es evangélico en cuanto a sus creencias, pero está claro que su método de cultivo abandona todos los herbicidas, fungicidas, fertilizantes y productos químicos utilizados en el viñedo y evita todos los añadidos no naturales (incluidas las levaduras de cultivo) en la bodega, salvo el SO2 que sólo se añade antes del embotellado.

El terruño orientado al norte de las laderas y su microclima confieren a este lugar único una capacidad especial, quedando muy bien adaptado a las extremas condiciones climáticas actuales del sur del Valle del Ródano y produciendo vinos singulares, armoniosos y equilibrados. Hay cinco regiones distinguidas en Châteauneuf-du-Pape, Avignon, Bédarrides, Courthézon, Orange y Sorgues, que tienen muchas estructuras de suelo y microclimas diferentes. Esta diversidad ofrece un abanico de estilos de vino complejos y diferentes.

De generación en generación, los terruños se benefician del mayor respeto y el vigneron, que permanece atento y sensible, perpetúa las buenas prácticas y el "buen sentido del agricultor". Todas las variedades de uva tradicionales y originales se seleccionan, se reproducen y se plantan utilizando la complantación (diferentes tipos de variedades de uva mezcladas en en la misma parcela).

Domaine de la Vieille Julienne es una de las bodegas más notables del valle del Ródano. Pago emblemático del valle del Ródano meridional, Châteauneuf-du-Pape es la viva imagen de los tintos potentes y cálidos, con gran reputación gracias a su particular terruño cantos rodados y a la riqueza que aportan las trece variedades, entre las que domina la Garnacha.

En las alturas del "lieu-dit Clavin" y en el límite norte de Chateauneuf du Pape, la finca nació en el siglo XVII. Hoy en día, este antiguo viñedo de 20 hectáreas en un solo bloque, se reparte entre Châteauneuf du Pape "les Trois Sources" tinto, Châteauneuf du Pape "les Hauts-lieux" tinto y blanco y Côtes du Rhône "lieu-dit Clavin".

Jean-Paul Daumen, es la quinta generación de propietarios y enólogos del Domaine de la Vieille Julienne. Es uno de los enólogos más intrigantes e influyentes de Francia. Jean-Paul adoptó la biodinámica cuando se hizo cargo de la finca familiar en 1990. No es evangélico en cuanto a sus creencias, pero está claro que su método de cultivo abandona todos los herbicidas, fungicidas, fertilizantes y productos químicos utilizados en el viñedo y evita todos los añadidos no naturales (incluidas las levaduras de cultivo) en la bodega, salvo el SO2 que sólo se añade antes del embotellado.

El terruño orientado al norte de las laderas y su microclima confieren a este lugar único una capacidad especial, quedando muy bien adaptado a las extremas condiciones climáticas actuales del sur del Valle del Ródano y produciendo vinos singulares, armoniosos y equilibrados. Hay cinco regiones distinguidas en Châteauneuf-du-Pape, Avignon, Bédarrides, Courthézon, Orange y Sorgues, que tienen muchas estructuras de suelo y microclimas diferentes. Esta diversidad ofrece un abanico de estilos de vino complejos y diferentes.

De generación en generación, los terruños se benefician del mayor respeto y el vigneron, que permanece atento y sensible, perpetúa las buenas prácticas y el "buen sentido del agricultor". Todas las variedades de uva tradicionales y originales se seleccionan, se reproducen y se plantan utilizando la complantación (diferentes tipos de variedades de uva mezcladas en en la misma parcela).

Datos principales
Año de fundación:
1990
Propietario
Jean-Paul Daumen