Vinos de Hungría

Hungría es conocida por su Tokaji. El país es productor de vino blanco y elabora con variedades tradicionales como la furmint o la harsvelelü. Hungría también produce una pequeña cantidad de vinos ...

Leer más

Vinos por página 12 24 36
Vinos por página 12 24 36

Hungría

Hungría es conocida por su Tokaji. El país es productor de vino blanco y elabora con variedades tradicionales como la furmint o la harsvelelü. Hungría también produce una pequeña cantidad de vinos tintos que proceden en su mayoría elaborados con Merlot o Pinot Noir. Pero el verdadero protagonista del país es el Tokaji , que empezó a comercializarse en Europa en el siglo XII y extendió su fama bajo el dominio austriaco.
Los viñedos de la cepas furmint y harsvelelü, están plantadas sobre un suelo de naturaleza volcánica. Destaca el valle de Bodrog, cuyas brumas otoñales provocan la podredumbre noble o Botrytis cinerea. La elaboración de este vino es comentada a nivel internacional y tratada como un misterio. La característica principal consiste en recolectar las uvas afectadas de podredumbre noble, endulzadas y concentradas por la acción de la Botrytis.

Los granos de aszú se escogen de uno en uno, proceso con el que comienza la cosecha (de los racimos de uva se pellizcan con los dedos los granos pasificados). Antiguamente los recogían en puttony (cesto) de madera, se aplastaban y se mezclaron en una bañera con 136,6 litros de mosto o vino de la misma añada, dejándolo en remojo durante un día o día y medio (para liberar así el contenido de azúcar, de acidez y de aroma del grano de aszú), y luego prensaron la llamada "pulpa de aszú", rellenando las barricas con el mosto así obtenido para su fermentación. El aszú tenía tanto puttony, como cantidad de puttony (20-25 kg) de granos de aszú tuvieron en remojo en las denominadas "barricas de Gönc" en los 136,6 litros de vino (de este modo se convirtió el vino en 3, 4, 5 ó 6 puttonyos). Hoy en día, el número de puttony de los vinos de aszú se determina a base del contenido del azúcar. Un aszú debe tener al menos 120 g/litro de azúcar residual. El número de puttony hoy en día solo sirve como indicación de calidad. Los aszú que tienen un número alto de puttony se suelen elaborar en las añadas en las que las uvas se pasifican con facilidad. Los vinos se deben madurar al menos durante tres años antes de su comercialización, de los cuales por lo menos dos años deben pasar en barricas de madera. La llamada "eszencia” pertenece a otra categoría, contiene un mínimo de 450 g de azúcar y denominamos de este modo el líquido espeso parecido a la miel que se prensa bajo su propio peso, cuyo contenido de alcohol es prácticamente indetectable.

Hungría es conocida por su Tokaji. El país es productor de vino blanco y elabora con variedades tradicionales como la furmint o la harsvelelü. Hungría también produce una pequeña cantidad de vinos tintos que proceden en su mayoría elaborados con Merlot o Pinot Noir. Pero el verdadero protagonista del país es el Tokaji , que empezó a comercializarse en Europa en el siglo XII y extendió su fama bajo el dominio austriaco.
Los viñedos de la cepas furmint y harsvelelü, están plantadas sobre un suelo de naturaleza volcánica. Destaca el valle de Bodrog, cuyas brumas otoñales provocan la podredumbre noble o Botrytis cinerea. La elaboración de este vino es comentada a nivel internacional y tratada como un misterio. La característica principal consiste en recolectar las uvas afectadas de podredumbre noble, endulzadas y concentradas por la acción de la Botrytis.

Los granos de aszú se escogen de uno en uno, proceso con el que comienza la cosecha (de los racimos de uva se pellizcan con los dedos los granos pasificados). Antiguamente los recogían en puttony (cesto) de madera, se aplastaban y se mezclaron en una bañera con 136,6 litros de mosto o vino de la misma añada, dejándolo en remojo durante un día o día y medio (para liberar así el contenido de azúcar, de acidez y de aroma del grano de aszú), y luego prensaron la llamada "pulpa de aszú", rellenando las barricas con el mosto así obtenido para su fermentación. El aszú tenía tanto puttony, como cantidad de puttony (20-25 kg) de granos de aszú tuvieron en remojo en las denominadas "barricas de Gönc" en los 136,6 litros de vino (de este modo se convirtió el vino en 3, 4, 5 ó 6 puttonyos). Hoy en día, el número de puttony de los vinos de aszú se determina a base del contenido del azúcar. Un aszú debe tener al menos 120 g/litro de azúcar residual. El número de puttony hoy en día solo sirve como indicación de calidad. Los aszú que tienen un número alto de puttony se suelen elaborar en las añadas en las que las uvas se pasifican con facilidad. Los vinos se deben madurar al menos durante tres años antes de su comercialización, de los cuales por lo menos dos años deben pasar en barricas de madera. La llamada "eszencia” pertenece a otra categoría, contiene un mínimo de 450 g de azúcar y denominamos de este modo el líquido espeso parecido a la miel que se prensa bajo su propio peso, cuyo contenido de alcohol es prácticamente indetectable.

Datos principales
Producción total:
530.000.000
Variedades de uva:
kékfrankos, cabernet-sauvignon, merlot, portugieser, zweigelt (tinto) olaszrizling, furmint, cserszegi fűszeres, chardonnay (blanca)
Bodegas destacadas