Volver

Vinos de Quinta Do Infantado

Quinta do Infantado es João Roseira, la esencia del oporto de quinta, interesado por los temas ambientales, su agricultura es ecológica, e incluso quiere experimentar con la biodinámica, es defenso...

Leer más

Vinos por página 12 24 36
Vinos por página 12 24 36

Bodega: Quinta do Infantado

Quinta do Infantado es João Roseira, la esencia del oporto de quinta, interesado por los temas ambientales, su agricultura es ecológica, e incluso quiere experimentar con la biodinámica, es defensor de los vinos de productor frente a las grandes ‘casas’ que dominan el panorama de Oporto.

La Quinta está en Pinhão, específicamente en el subdistrito de Gontelho donde están los mejores viñedos del Douro. La finca ha sido propiedad de la familia Roseira desde finales del siglo XIX y ahora es administrada por João Roseira, gerente y enólogo, y Catherine Roseira. Los viñedos en terrazas muy empinadas se trabajan con métodos tradicionales, toda elaboración se realiza a mano. Las uvas son seleccionadas a mano y siguen siendo “pisoteada”. La bodega tiene como objetivo un estilo medio-seco es decir, hay menos aguardiente de uva y menos azúcares.

Los Portos básicos y vintage de la Quinta do Infantado son singularmente distintos en su estilo “meio-seco”. La familia Roseira es muy cuidadosa cuando se declaran los años de cosecha excepcional. Sus vinos cuentan con una buena concentración y profundidad, pero más importante aún es la excelente estructura y equilibrio.

Quinta do Infantado es João Roseira, la esencia del oporto de quinta, interesado por los temas ambientales, su agricultura es ecológica, e incluso quiere experimentar con la biodinámica, es defensor de los vinos de productor frente a las grandes ‘casas’ que dominan el panorama de Oporto.

La Quinta está en Pinhão, específicamente en el subdistrito de Gontelho donde están los mejores viñedos del Douro. La finca ha sido propiedad de la familia Roseira desde finales del siglo XIX y ahora es administrada por João Roseira, gerente y enólogo, y Catherine Roseira. Los viñedos en terrazas muy empinadas se trabajan con métodos tradicionales, toda elaboración se realiza a mano. Las uvas son seleccionadas a mano y siguen siendo “pisoteada”. La bodega tiene como objetivo un estilo medio-seco es decir, hay menos aguardiente de uva y menos azúcares.

Los Portos básicos y vintage de la Quinta do Infantado son singularmente distintos en su estilo “meio-seco”. La familia Roseira es muy cuidadosa cuando se declaran los años de cosecha excepcional. Sus vinos cuentan con una buena concentración y profundidad, pero más importante aún es la excelente estructura y equilibrio.

Datos principales
Año de fundación:
1816
Propietario
Familia Roseira