Luddite es una bodega de culto entre las de la región de Stellenbosch, y su nombre es toda una declaración de intenciones: los “luddite” fueron un grupo de obreros que se levantaro...

Leer más

Bodega: Luddite

Luddite es una bodega de culto entre las de la región de Stellenbosch, y su nombre es toda una declaración de intenciones: los “luddite” fueron un grupo de obreros que se levantaron en contra de la mecanización y por la artesanía.

Niels Verburg, primera generación de sudafricano descendiente de holandeses y con experiencia en Beaumont Wines (Bot River, Stellenbosch) comenzó su proyecto propio hace poco más de 15 años, plantando las primeras viñas de shiraz en el valle del río Bot, a pocos kilómetros en línea recta del Océano Atlántico y con orientación sudeste en la parte oriental de las montañas Hoek Houw, sobre suelos con una primera capa pedregosa, seguida de pizarra y arcilla, una composición que obliga a las cepas a profundizar para encontrar la humedad en la capa arcillosa.

Su intención era, y sigue siendo, elaborar vinos artesanales “que sepan a vino” y con una mínima intervención en el viñedo, por lo que no dudó en plantar a la bodega el nombre de Luddite, como se conoce a los seguidores de Ned Ludd, a medio camino entre historia y leyenda, que se levantaron a principios del siglo XIX contra la mecanización y la tecnología, defendiendo el trabajo artesano. Así es como Niels y su mujer, Penny, conciben su bodega, en la que ambos se reparten las tareas en el campo y en la elaboración, Niels en la parte enológica, Penny en la vitícola.

Más de diez años después, sus elaboraciones son referencias para adentrarse en la elegancia de los vinos sudafricanos, y dejarse llevar: Niels busca el equilibrio en cada vino que hace, y deja un hueco también para la rebeldía, haciendo honor al nombre de la bodega

Luddite es una bodega de culto entre las de la región de Stellenbosch, y su nombre es toda una declaración de intenciones: los “luddite” fueron un grupo de obreros que se levantaron en contra de la mecanización y por la artesanía.

Niels Verburg, primera generación de sudafricano descendiente de holandeses y con experiencia en Beaumont Wines (Bot River, Stellenbosch) comenzó su proyecto propio hace poco más de 15 años, plantando las primeras viñas de shiraz en el valle del río Bot, a pocos kilómetros en línea recta del Océano Atlántico y con orientación sudeste en la parte oriental de las montañas Hoek Houw, sobre suelos con una primera capa pedregosa, seguida de pizarra y arcilla, una composición que obliga a las cepas a profundizar para encontrar la humedad en la capa arcillosa.

Su intención era, y sigue siendo, elaborar vinos artesanales “que sepan a vino” y con una mínima intervención en el viñedo, por lo que no dudó en plantar a la bodega el nombre de Luddite, como se conoce a los seguidores de Ned Ludd, a medio camino entre historia y leyenda, que se levantaron a principios del siglo XIX contra la mecanización y la tecnología, defendiendo el trabajo artesano. Así es como Niels y su mujer, Penny, conciben su bodega, en la que ambos se reparten las tareas en el campo y en la elaboración, Niels en la parte enológica, Penny en la vitícola.

Más de diez años después, sus elaboraciones son referencias para adentrarse en la elegancia de los vinos sudafricanos, y dejarse llevar: Niels busca el equilibrio en cada vino que hace, y deja un hueco también para la rebeldía, haciendo honor al nombre de la bodega

Datos principales
Año de fundación:
1995
Propietario
Niels Verburg