La historia de la marca Alonso del Yerro es una preciosa historia familiar de pasión, sueños e ilusión. Esta historia es la misma que comparten cada uno de los miembros de la familia Alonso ...

Leer más

Pedro-ruiz-sumiller-profesional_lavinia

Alonso del Yerro

Un tinto elegante que desprende equilibrio. Frutal e intenso pero muy fresco a la vez. Un vino moderno que rescata la frescura de los mejores clásicos.

Pedro Ruiz Ruchart
Sumiller LAVINIA Profesional

Bodega: Alonso del Yerro

La historia de la marca Alonso del Yerro es una preciosa historia familiar de pasión, sueños e ilusión. Esta historia es la misma que comparten cada uno de los miembros de la familia Alonso del Yerro desde que, en el año 2002, decidieran dejar Madrid para comprar 26 hectáreas de viñedo de tempranillo plantado hacía 15 años e instalarse en la Finca Santa Marta en Roa, Burgos.

La historia de la bodega no es sólo la historia de sus fundadores, Javier Alonso y María del Yerro, sino la de muchas otras personas alrededor del matrimonio. Un ejemplo de ello es el nombre de cada una de las parcelas que conforman las fincas Alonso del Yerro, los nombres de sus hijos: Santa Marta, Quinto de Pedro, Pago de los Mayores (Miguel, María, Fátima) y Viña Montserrat, en honor a la madre de Javier.

La filosofía de trabajo de Alonso del Yerro está basada en preservar ese terroir: una concepción de la agricultura que considera globalmente el entorno de la planta: suelo, microclima y ecosistema. De este modo, se respeta la cadena esencial de los factores que determinan la expresión del terroir.

En todas las fincas de Viñedos Alonso del Yerro, las labores agrícolas son realizadas a mano. En los viñedos se prescinde de productos de síntesis; el único aporte es un compost elaborado por ellos mismos.

Sus vinos son diferentes justamente por eso: porque están elaborados siguiendo un meticuloso proceso orientado a preservar la personalidad del terroir. Y esto no sólo se consigue protegiendo el entorno de la planta, sino también observando la calidad que ofrecen cada año los distintos suelos, realizando vinificaciones respetuosas y combinando los vinos procedentes de las distintas parcelas para alcanzar el equilibrio antes de que se inicie el proceso de la crianza en barricas.

La historia de la marca Alonso del Yerro es una preciosa historia familiar de pasión, sueños e ilusión. Esta historia es la misma que comparten cada uno de los miembros de la familia Alonso del Yerro desde que, en el año 2002, decidieran dejar Madrid para comprar 26 hectáreas de viñedo de tempranillo plantado hacía 15 años e instalarse en la Finca Santa Marta en Roa, Burgos.

La historia de la bodega no es sólo la historia de sus fundadores, Javier Alonso y María del Yerro, sino la de muchas otras personas alrededor del matrimonio. Un ejemplo de ello es el nombre de cada una de las parcelas que conforman las fincas Alonso del Yerro, los nombres de sus hijos: Santa Marta, Quinto de Pedro, Pago de los Mayores (Miguel, María, Fátima) y Viña Montserrat, en honor a la madre de Javier.

La filosofía de trabajo de Alonso del Yerro está basada en preservar ese terroir: una concepción de la agricultura que considera globalmente el entorno de la planta: suelo, microclima y ecosistema. De este modo, se respeta la cadena esencial de los factores que determinan la expresión del terroir.

En todas las fincas de Viñedos Alonso del Yerro, las labores agrícolas son realizadas a mano. En los viñedos se prescinde de productos de síntesis; el único aporte es un compost elaborado por ellos mismos.

Sus vinos son diferentes justamente por eso: porque están elaborados siguiendo un meticuloso proceso orientado a preservar la personalidad del terroir. Y esto no sólo se consigue protegiendo el entorno de la planta, sino también observando la calidad que ofrecen cada año los distintos suelos, realizando vinificaciones respetuosas y combinando los vinos procedentes de las distintas parcelas para alcanzar el equilibrio antes de que se inicie el proceso de la crianza en barricas.

Datos principales
Año de fundación:
2002
Producción total:
70.000