Vinos de Finca Torremilanos

Finca Torremilanos se encuentra en pleno corazón de la Ribera de Duero, cerca de la ciudad de Aranda de Duero.

Fundada en 1903 y perteneciente a la familia Peñalba López desde 1975, esta...

Leer más

Bodega: Finca Torremilanos

Finca Torremilanos se encuentra en pleno corazón de la Ribera de Duero, cerca de la ciudad de Aranda de Duero.

Fundada en 1903 y perteneciente a la familia Peñalba López desde 1975, esta centenaria casa burgalesa ha sido la primera en recibir en 2019 el prestigioso certificado internacional Demeter (agricultura biodinámica)

El principal responsable de todo ello es Ricardo Peñalba, tercera generación de viticultores, cuya firme creencia en los postulados de Rudolf Steiner ha contagiado a toda la familia, creando desde hace ya algún tiempo vinos de una marcada personalidad.

De este modo, Torremilanos fomenta la biodiversidad y promueve el respeto y el equilibrio entre la tierra, el hombre y su entorno. Practica, asimismo, una viticultura que ensalza la tipicidad de las variedades y del terruño, contraponiendo las líneas clásicas con otras más modernas.

Así, su gama ofrece tintos jóvenes y afrutados, referencias de corte clásico con largos tiempos de crianza que no pierden la frescura, vinos naturales libres de sulfuroso e incluso elaboraciones típicas de la zona, como el rosado tipo Ojo Gallo, que recuperan la tradición. Vinos todos ellos que transmiten la entrega de sus creadores y el cariño en los procesos y en la elaboración, en los detalles, que demuestra que detrás de grandes proyectos siempre hay personas apasionadas que dan lo mejor de sí.

Poseen 200 hectáreas de viñedo entre los 800 y 900 metros a lo largo de una colina orientada hacia el noroeste y formada por la sedimentación del río Duero. Suelos de aluvión, sílex y cuarzo en superficie. La influencia climática es continental, con veranos secos y calurosos e inviernos largos y fríos. Las oscilaciones térmicas son acusadas en todas las estaciones. Estas condiciones tan extremas proporcionan a los vinos una personalidad diferenciada.

Finca Torremilanos se encuentra en pleno corazón de la Ribera de Duero, cerca de la ciudad de Aranda de Duero.

Fundada en 1903 y perteneciente a la familia Peñalba López desde 1975, esta centenaria casa burgalesa ha sido la primera en recibir en 2019 el prestigioso certificado internacional Demeter (agricultura biodinámica)

El principal responsable de todo ello es Ricardo Peñalba, tercera generación de viticultores, cuya firme creencia en los postulados de Rudolf Steiner ha contagiado a toda la familia, creando desde hace ya algún tiempo vinos de una marcada personalidad.

De este modo, Torremilanos fomenta la biodiversidad y promueve el respeto y el equilibrio entre la tierra, el hombre y su entorno. Practica, asimismo, una viticultura que ensalza la tipicidad de las variedades y del terruño, contraponiendo las líneas clásicas con otras más modernas.

Así, su gama ofrece tintos jóvenes y afrutados, referencias de corte clásico con largos tiempos de crianza que no pierden la frescura, vinos naturales libres de sulfuroso e incluso elaboraciones típicas de la zona, como el rosado tipo Ojo Gallo, que recuperan la tradición. Vinos todos ellos que transmiten la entrega de sus creadores y el cariño en los procesos y en la elaboración, en los detalles, que demuestra que detrás de grandes proyectos siempre hay personas apasionadas que dan lo mejor de sí.

Poseen 200 hectáreas de viñedo entre los 800 y 900 metros a lo largo de una colina orientada hacia el noroeste y formada por la sedimentación del río Duero. Suelos de aluvión, sílex y cuarzo en superficie. La influencia climática es continental, con veranos secos y calurosos e inviernos largos y fríos. Las oscilaciones térmicas son acusadas en todas las estaciones. Estas condiciones tan extremas proporcionan a los vinos una personalidad diferenciada.

Datos principales
Año de fundación:
1903
Propietario
Ricardo Peñalba López