El origen de lo que hoy es Bodegas Familiares Matarromera se remonta siglos atrás. Carlos Moro, su fundador, proviene de una familia que siempre ha estado ligada al mundo del vino. Su...

Leer más

Bodega: Matarromera

El origen de lo que hoy es Bodegas Familiares Matarromera se remonta siglos atrás. Carlos Moro, su fundador, proviene de una familia que siempre ha estado ligada al mundo del vino. Sus antepasados, cultivaban las viñas con esmero, dedicación y pasión, una actitud que desde joven Carlos Moro, comenzó a cultivar.
En 1988, tras su exitoso paso por otros sectores de actividad, pero siempre con la mente puesta en la viña y en el vino, el bodeguero regresó a su tierra y creó en el municipio de Valbuena de Duero Bodega Matarromera con un éxito sin precedentes.

En sus 90 hectáreas de viñedo, predomina principalmente la variedad Tinto Fino o Tempranillo aunque también hay una pequeña proporción de Cabernet Sauvignon y Merlot, que se distribuyen entre los mejores pagos de los ribereños municipios de Valbuena y Olivares de Duero.
Siguiendo con la tradición viticultora y bodeguera de sus antepasados, Carlos Moro decide en 1988 renovar el viñedo y proyectar la construcción de otra bodega de nueva planta, donde se elaboran grandes reservas, reservas y crianzas de la más alta calidad.

Ubicado en Olivares de Duero, Las Solanas es el pago por excelencia del Grupo Matarromera. Este viñedo cuenta con una orografía ondulada, con variación de pendientes y orientaciones del terreno, siendo predominante la orientación norte. El viñedo ocupa una superficie total de 19,78 hectáreas, cultivadas en su mayoría con la variedad Tempranillo en espaldera. Con dicha variedad coexisten 0,69 hectáreas de Merlot y 1,93 hectáreas de Cabernet Sauvignon todas ellas con un marco de plantación de 3×1,3. Cuenta con riego localizado y la altitud va desde los 730 hasta los 790 metros.

Bodegas Familiares Matarromera mira hacia adelante con optimismo y confianza. El enorme trabajo desarrollado hasta la fecha sólo es el comienzo de una empresa, de una filosofía que afronta el futuro cargado de esperanza.

El crecimiento experimentado por la compañía en la primera década del siglo XXI es la semilla idónea para asentar una estructura cuya fortaleza reside en la enorme diversificación de producto y el cuidado y el mimo empleados para la elaboración de todos y cada uno de sus productos.

Para los próximos años el objetivo es mantener y redoblar los esfuerzos acometidos en viñedo, en bodegas, en vinos, en investigación, en enoturismo y en innovación.

El origen de lo que hoy es Bodegas Familiares Matarromera se remonta siglos atrás. Carlos Moro, su fundador, proviene de una familia que siempre ha estado ligada al mundo del vino. Sus antepasados, cultivaban las viñas con esmero, dedicación y pasión, una actitud que desde joven Carlos Moro, comenzó a cultivar.
En 1988, tras su exitoso paso por otros sectores de actividad, pero siempre con la mente puesta en la viña y en el vino, el bodeguero regresó a su tierra y creó en el municipio de Valbuena de Duero Bodega Matarromera con un éxito sin precedentes.

En sus 90 hectáreas de viñedo, predomina principalmente la variedad Tinto Fino o Tempranillo aunque también hay una pequeña proporción de Cabernet Sauvignon y Merlot, que se distribuyen entre los mejores pagos de los ribereños municipios de Valbuena y Olivares de Duero.
Siguiendo con la tradición viticultora y bodeguera de sus antepasados, Carlos Moro decide en 1988 renovar el viñedo y proyectar la construcción de otra bodega de nueva planta, donde se elaboran grandes reservas, reservas y crianzas de la más alta calidad.

Ubicado en Olivares de Duero, Las Solanas es el pago por excelencia del Grupo Matarromera. Este viñedo cuenta con una orografía ondulada, con variación de pendientes y orientaciones del terreno, siendo predominante la orientación norte. El viñedo ocupa una superficie total de 19,78 hectáreas, cultivadas en su mayoría con la variedad Tempranillo en espaldera. Con dicha variedad coexisten 0,69 hectáreas de Merlot y 1,93 hectáreas de Cabernet Sauvignon todas ellas con un marco de plantación de 3×1,3. Cuenta con riego localizado y la altitud va desde los 730 hasta los 790 metros.

Bodegas Familiares Matarromera mira hacia adelante con optimismo y confianza. El enorme trabajo desarrollado hasta la fecha sólo es el comienzo de una empresa, de una filosofía que afronta el futuro cargado de esperanza.

El crecimiento experimentado por la compañía en la primera década del siglo XXI es la semilla idónea para asentar una estructura cuya fortaleza reside en la enorme diversificación de producto y el cuidado y el mimo empleados para la elaboración de todos y cada uno de sus productos.

Para los próximos años el objetivo es mantener y redoblar los esfuerzos acometidos en viñedo, en bodegas, en vinos, en investigación, en enoturismo y en innovación.

Datos principales
Año de fundación:
1988
Propietario
Carlos Moro