Vinos de Hijos De Alberto Gutiérrez

Bodegas De Alberto constituyen uno de los ejemplos más llamativos de preservación del legado de la producción vitivinícola tradicional. En pleno corazón de Castilla y León y de la DO Rueda, ...

Leer más

Bodega: Hijos de Alberto Gutiérrez

Bodegas De Alberto constituyen uno de los ejemplos más llamativos de preservación del legado de la producción vitivinícola tradicional. En pleno corazón de Castilla y León y de la DO Rueda, Bodegas De Alberto se sitúan en una antigua casa de labranza fundada por la Orden religiosa de los Dominicos en el siglo XVII.

En esta bodega histórica la familia Gutiérrez mantiene desde hace más de 350 años el viejo arte de hacer vino, acumulando el saber hacer de varias generaciones e incorporando los más modernos sistemas de elaboración para satisfacer a unos clientes que hoy se reparten por todo el mundo.

A través de las galerías subterráneas y las grandes bóvedas de cañón hechas de ladrillo, que recorren en más de un kilómetro de longitud el subsuelo de Serrada, descubrimos la memoria habitada de la bodega, mantenida viva de forma ininterrumpida durante más de tres siglos y en un último periodo, desde 1941, cuidada como un tesoro cultural inestimable por Hijos de Alberto Gutiérrez, familia bodeguera ya en su quinta generación.

Bodegas De Alberto constituyen uno de los ejemplos más llamativos de preservación del legado de la producción vitivinícola tradicional. En pleno corazón de Castilla y León y de la DO Rueda, Bodegas De Alberto se sitúan en una antigua casa de labranza fundada por la Orden religiosa de los Dominicos en el siglo XVII.

En esta bodega histórica la familia Gutiérrez mantiene desde hace más de 350 años el viejo arte de hacer vino, acumulando el saber hacer de varias generaciones e incorporando los más modernos sistemas de elaboración para satisfacer a unos clientes que hoy se reparten por todo el mundo.

A través de las galerías subterráneas y las grandes bóvedas de cañón hechas de ladrillo, que recorren en más de un kilómetro de longitud el subsuelo de Serrada, descubrimos la memoria habitada de la bodega, mantenida viva de forma ininterrumpida durante más de tres siglos y en un último periodo, desde 1941, cuidada como un tesoro cultural inestimable por Hijos de Alberto Gutiérrez, familia bodeguera ya en su quinta generación.

Datos principales
Año de fundación:
1941
Propietario
Familia Gutiérrez