Vinos de Dominio Del Pidio

Los hermanos Roberto y Óscar Aragón (Bodegas Cillar de Silos), están conectando cinco bodegas y lagares subterráneos del siglo XVI en lo que será un proyecto innovador y de promoción del eno...

Leer más

Bodega: Dominio del Pidio

Los hermanos Roberto y Óscar Aragón (Bodegas Cillar de Silos), están conectando cinco bodegas y lagares subterráneos del siglo XVI en lo que será un proyecto innovador y de promoción del enoturismo de la zona de la Ribera de Duero, en la localidad de Quintana del Pidio. La mayoría de estos lagares se dejaron de utilizar en la década de los 40. La adquisición de las cinco bodegas ha sido un proceso largo y tedioso, ya que esas bodegas eran propiedad de 72 personas diferentes, lo que da una idea de las complejas negociaciones.

El diseño de su nueva identidad corporativa basado en la idea de una bodega pequeña que hace un trabajo honesto y austero en línea con su pasado monacal. El Logotipo es una apuesta arriesgada exclusivamente tipográfica y en blanco y negro. Como complemento al logotipo, una ilustración que representa el gesto que realizaban los monjes de Silos para solicitar otra medida de vino (tocarse la nariz con el dedo índice) que, adscritos a la Regla de San Benito, estaban obligados a guardar silencio en los actos comunes.

Dominio del Pidio es un proyecto de vinos de municipio (incluso se nombran como tal en la contraetiqueta) que se apoya en 10 hectáreas de viñedo viejo situadas en Quintana del Pidio. Está diseñado para unas 50.000 botellas, la mayor parte de tinto, 5.000 de rosado y otras 5.000 de blanco, aunque las producciones iniciales son más reducidas y se han realizado en las instalaciones de Cillar de Silos. 2014 es la primera añada para el tinto y 2015 para el blanco y rosado.

Quintana del Pidio es un rinconcito con un pasado vitícola abrumador, donde se encuentran interesantes viñas a más de 850 metros de altitud, especialmente en el triángulo formado por los pueblos de Gumiel, Quintana del Pidio y la Aguilera. Se trata de un rincón burgalés fresco por lo que la orientación habitual de sus viñedos es hacia el sur, buscando así una maduración óptima de las uvas.

Óscar y Roberto Aragón conocen muy bien las ventajas de la crianza subterránea. Hace ya tiempo que compraron y restauraron dos viejas bodegas del pueblo para utilizar como botellero. Parte de la inspiración viene de la antigua bodega de Paternina en Ollauri (Rioja), ya que Óscar trabajó entre 1988 y 1993 en Franco Españolas cuando las dos firmas estaban en manos del empresario Marcos Eguizábal.

Los hermanos Roberto y Óscar Aragón (Bodegas Cillar de Silos), están conectando cinco bodegas y lagares subterráneos del siglo XVI en lo que será un proyecto innovador y de promoción del enoturismo de la zona de la Ribera de Duero, en la localidad de Quintana del Pidio. La mayoría de estos lagares se dejaron de utilizar en la década de los 40. La adquisición de las cinco bodegas ha sido un proceso largo y tedioso, ya que esas bodegas eran propiedad de 72 personas diferentes, lo que da una idea de las complejas negociaciones.

El diseño de su nueva identidad corporativa basado en la idea de una bodega pequeña que hace un trabajo honesto y austero en línea con su pasado monacal. El Logotipo es una apuesta arriesgada exclusivamente tipográfica y en blanco y negro. Como complemento al logotipo, una ilustración que representa el gesto que realizaban los monjes de Silos para solicitar otra medida de vino (tocarse la nariz con el dedo índice) que, adscritos a la Regla de San Benito, estaban obligados a guardar silencio en los actos comunes.

Dominio del Pidio es un proyecto de vinos de municipio (incluso se nombran como tal en la contraetiqueta) que se apoya en 10 hectáreas de viñedo viejo situadas en Quintana del Pidio. Está diseñado para unas 50.000 botellas, la mayor parte de tinto, 5.000 de rosado y otras 5.000 de blanco, aunque las producciones iniciales son más reducidas y se han realizado en las instalaciones de Cillar de Silos. 2014 es la primera añada para el tinto y 2015 para el blanco y rosado.

Quintana del Pidio es un rinconcito con un pasado vitícola abrumador, donde se encuentran interesantes viñas a más de 850 metros de altitud, especialmente en el triángulo formado por los pueblos de Gumiel, Quintana del Pidio y la Aguilera. Se trata de un rincón burgalés fresco por lo que la orientación habitual de sus viñedos es hacia el sur, buscando así una maduración óptima de las uvas.

Óscar y Roberto Aragón conocen muy bien las ventajas de la crianza subterránea. Hace ya tiempo que compraron y restauraron dos viejas bodegas del pueblo para utilizar como botellero. Parte de la inspiración viene de la antigua bodega de Paternina en Ollauri (Rioja), ya que Óscar trabajó entre 1988 y 1993 en Franco Españolas cuando las dos firmas estaban en manos del empresario Marcos Eguizábal.

Datos principales
Año de fundación:
2016
Propietario
Roberto y Óscar Aragón (Cillar de Silos)