Vinos de Finca Torremilanos

Torremilanos se encuentra en pleno corazón de la Ribera de Duero, cerca de la ciudad de Aranda de Duero. La tradición vinícola de Torremilanos se remonta a 1903, aunque es en 1975 cua...

Leer más

Bodega: Finca Torremilanos

Torremilanos se encuentra en pleno corazón de la Ribera de Duero, cerca de la ciudad de Aranda de Duero. La tradición vinícola de Torremilanos se remonta a 1903, aunque es en 1975 cuando la familia Peñalba López adquiere la finca.

Convencidos de la calidad de la uva autóctona de la zona, la variedad Tempranillo y conocedores del arte de la viticultura, Pablo Peñalba decide aumentar la cantidad de viñedos propios hasta alcanzar las 200 hectáreas que posee la familia hoy en día. Todos ellos se encuentran situados en los montes aledaños a la bodega y son cuidados siguiendo una filosofía de respeto por el medio ambiente que permite certificar todos los vinos de la Bodega Torremilanos como ecológicos.

Situada a 600 metros al sur del Duero, la finca principal de Torremilanos es una loma dominante del municipio de Aranda de Duero. Los viñedos se ubican en cotas comprendidas entre los 800 y 900 metros a lo largo de una colina orientada hacia el noroeste y formada por la sedimentación del río Duero. En nuestros suelos de aluvión, podemos encontrar sílex y cuarzo en superficie. La influencia climática es continental, con veranos secos y calurosos e inviernos largos y fríos.
Las oscilaciones térmicas son acusadas en todas las estaciones. Estas condiciones tan extremas proporcionan a nuestros vinos una personalidad diferenciada.

Los viñedos están ubicados a lo largo de 200 hectáreas con parcelas de más de 100 años de antigüedad. En Finca Torremilanos practican una agricultura sostenible, con vendimias manuales y cuidados respetuosos con el entorno natural.

La calidad de la uva, el suelo, el clima, la tonelería propia y las condiciones especiales de la bodega aseguran el envejecimiento óptimo y la calidad de sus vinos.

Torremilanos se encuentra en pleno corazón de la Ribera de Duero, cerca de la ciudad de Aranda de Duero. La tradición vinícola de Torremilanos se remonta a 1903, aunque es en 1975 cuando la familia Peñalba López adquiere la finca.

Convencidos de la calidad de la uva autóctona de la zona, la variedad Tempranillo y conocedores del arte de la viticultura, Pablo Peñalba decide aumentar la cantidad de viñedos propios hasta alcanzar las 200 hectáreas que posee la familia hoy en día. Todos ellos se encuentran situados en los montes aledaños a la bodega y son cuidados siguiendo una filosofía de respeto por el medio ambiente que permite certificar todos los vinos de la Bodega Torremilanos como ecológicos.

Situada a 600 metros al sur del Duero, la finca principal de Torremilanos es una loma dominante del municipio de Aranda de Duero. Los viñedos se ubican en cotas comprendidas entre los 800 y 900 metros a lo largo de una colina orientada hacia el noroeste y formada por la sedimentación del río Duero. En nuestros suelos de aluvión, podemos encontrar sílex y cuarzo en superficie. La influencia climática es continental, con veranos secos y calurosos e inviernos largos y fríos.
Las oscilaciones térmicas son acusadas en todas las estaciones. Estas condiciones tan extremas proporcionan a nuestros vinos una personalidad diferenciada.

Los viñedos están ubicados a lo largo de 200 hectáreas con parcelas de más de 100 años de antigüedad. En Finca Torremilanos practican una agricultura sostenible, con vendimias manuales y cuidados respetuosos con el entorno natural.

La calidad de la uva, el suelo, el clima, la tonelería propia y las condiciones especiales de la bodega aseguran el envejecimiento óptimo y la calidad de sus vinos.

Datos principales
Año de fundación:
1903
Propietario
Pablo Peñalba López