La Abadía de Santa María de Retuerta fue fundada a finales del siglo XII y ha permanecido como testigo dentro de los límites de la finca Retuerta. Se trata de una de las obras más importante...

Leer más

Bodega: Abadía Retuerta

La Abadía de Santa María de Retuerta fue fundada a finales del siglo XII y ha permanecido como testigo dentro de los límites de la finca Retuerta. Se trata de una de las obras más importantes del románico en la provincia de Valladolid.

Los diversos documentos encontrados colocan a estas tierras como una explotación antiquísima y con gran arraigo y tradición en el cultivo de la vid, alrededor de la Abadía Santa María de Retuerta. Todo ello refuerza el gran potencial turístico de la zona al combinarse el interés cultural de los grandes edificios históricos con el atractivo de los vinos de calidad.

La Desamortización de Mendizábal en 1835 determinaría la expulsión de los monjes del monasterio. Pasó entonces a manos del Estado, quien lo cedió a diferentes empresas y particulares hasta que en 1988 la finca pasó a ser propiedad del Grupo Novartis, que con todo su empeño ha retomado exitosamente su ancestral actividad vitivinícola, ahora a través de la Bodega Abadía Retuerta, y hoy Abadia Retuerta Le Domaine.

Con una excepcional ubicación –en plena “milla de oro” de la Ribera del Duero, junto a los viñedos de Vega Sicilia–, Abadía Retuerta siempre ha destacado por su carácter innovador, priorizando la calidad sobre los criterios más tradicionales.

Ajena a la D.O. Ribera del Duero, esta bodega se permite el uso de variedades que no están admitidas por el Consejo Regulador de la denominación. Además, emplea los sistemas más modernos de viticultura y vinificación, gestionando sus 54 parcelas de viñedo de forma independiente –según las condiciones de suelo, tipo de uva y microclima– y realizando un seguimiento exhaustivo de las características que ofrecen los diferentes vinos, según las pautas que marca el famoso tándem de enólogos formado por Pascal Delbeck y Ángel Anocíbar.

La Abadía de Santa María de Retuerta fue fundada a finales del siglo XII y ha permanecido como testigo dentro de los límites de la finca Retuerta. Se trata de una de las obras más importantes del románico en la provincia de Valladolid.

Los diversos documentos encontrados colocan a estas tierras como una explotación antiquísima y con gran arraigo y tradición en el cultivo de la vid, alrededor de la Abadía Santa María de Retuerta. Todo ello refuerza el gran potencial turístico de la zona al combinarse el interés cultural de los grandes edificios históricos con el atractivo de los vinos de calidad.

La Desamortización de Mendizábal en 1835 determinaría la expulsión de los monjes del monasterio. Pasó entonces a manos del Estado, quien lo cedió a diferentes empresas y particulares hasta que en 1988 la finca pasó a ser propiedad del Grupo Novartis, que con todo su empeño ha retomado exitosamente su ancestral actividad vitivinícola, ahora a través de la Bodega Abadía Retuerta, y hoy Abadia Retuerta Le Domaine.

Con una excepcional ubicación –en plena “milla de oro” de la Ribera del Duero, junto a los viñedos de Vega Sicilia–, Abadía Retuerta siempre ha destacado por su carácter innovador, priorizando la calidad sobre los criterios más tradicionales.

Ajena a la D.O. Ribera del Duero, esta bodega se permite el uso de variedades que no están admitidas por el Consejo Regulador de la denominación. Además, emplea los sistemas más modernos de viticultura y vinificación, gestionando sus 54 parcelas de viñedo de forma independiente –según las condiciones de suelo, tipo de uva y microclima– y realizando un seguimiento exhaustivo de las características que ofrecen los diferentes vinos, según las pautas que marca el famoso tándem de enólogos formado por Pascal Delbeck y Ángel Anocíbar.

Datos principales
Año de fundación:
1996
Producción total:
1.300.000
Propietario
Grupo Novartis