La Abadía de Santa María de Retuerta fue fundada a mediados del siglo XII (año 1146) y ha permanecido como testigo dentro de los límites de la finca de Retuerta. Se trata de una de las obras...

Leer más

Enrique-valero-director-abadia-retuerta

"Abadía Retuerta Selección Especial es un gran vino que expresa la personalidad de nuestro terruño a orillas del Duero. Es como beber nuestro paisaje, trasladándonos sensorialmente a los distintos pagos de nuestra finca. Cada botella es una fotografía aérea del viñedo, donde nuestro enólogo y viticultor, Ángel Anocíbar, escoge cuidadosamente las uvas de nuestras mejores parcelas consiguiendo así una regularidad, calidad y consistencia que nos sorprende año tras año".

Enrique Valero
Director General Abadía Retuerta

Bodega: Abadía Retuerta

La Abadía de Santa María de Retuerta fue fundada a mediados del siglo XII (año 1146) y ha permanecido como testigo dentro de los límites de la finca de Retuerta. Se trata de una de las obras más importantes del románico en la provincia de Valladolid.

Los diversos documentos encontrados colocan estas tierras como una explotación antiquísima y con gran arraigo y tradición en el cultivo de la vid. El interés cultural de los grandes edificios históricos combinado con el atractivo de los vinos de calidad refuerza el gran potencial turístico de la zona.
La Desamortización de Mendizábal en 1835 determinaría la expulsión de los monjes del monasterio. Pasó entonces a manos del Estado, quien cedió su explotación a colonos. Durante el siglo XX se convirtió en una importante explotación agrícola hasta 1988. En 1991 arranca el proyecto de Abadía Retuerta, que con todo su empeño ha retomado exitosamente la ancestral actividad vitivinícola de la finca.

Con más de un cuarto de siglo de historia, Abadía Retuerta siempre ha destacado por su carácter innovador, priorizando la calidad, la investigación y el respeto al medio ambiente. Su excepcional ubicación a orillas del Duero –pertenece al término municipal de Sardón de Duero, el pueblo inmediatamente posterior a Quintanilla de Onésimo, que delimita la D.O. Ribera del Duero por el oeste–, le ha permitido el uso de variedades no admitidas dentro del Consejo Regulador y elaborar vinos de marcado carácter, expresivos y con estilo propio.

Además, emplea los sistemas más modernos de viticultura y vinificación, gestionando sus 54 parcelas de viñedo de forma independiente –según las condiciones de suelo, variedad de uva y microclima– y realizando un seguimiento exhaustivo de las características que ofrecen los diferentes vinos, conforme a las pautas del Director Técnico Ángel Anocíbar y el asesor Pascal Delbeck.

La Abadía de Santa María de Retuerta fue fundada a mediados del siglo XII (año 1146) y ha permanecido como testigo dentro de los límites de la finca de Retuerta. Se trata de una de las obras más importantes del románico en la provincia de Valladolid.

Los diversos documentos encontrados colocan estas tierras como una explotación antiquísima y con gran arraigo y tradición en el cultivo de la vid. El interés cultural de los grandes edificios históricos combinado con el atractivo de los vinos de calidad refuerza el gran potencial turístico de la zona.
La Desamortización de Mendizábal en 1835 determinaría la expulsión de los monjes del monasterio. Pasó entonces a manos del Estado, quien cedió su explotación a colonos. Durante el siglo XX se convirtió en una importante explotación agrícola hasta 1988. En 1991 arranca el proyecto de Abadía Retuerta, que con todo su empeño ha retomado exitosamente la ancestral actividad vitivinícola de la finca.

Con más de un cuarto de siglo de historia, Abadía Retuerta siempre ha destacado por su carácter innovador, priorizando la calidad, la investigación y el respeto al medio ambiente. Su excepcional ubicación a orillas del Duero –pertenece al término municipal de Sardón de Duero, el pueblo inmediatamente posterior a Quintanilla de Onésimo, que delimita la D.O. Ribera del Duero por el oeste–, le ha permitido el uso de variedades no admitidas dentro del Consejo Regulador y elaborar vinos de marcado carácter, expresivos y con estilo propio.

Además, emplea los sistemas más modernos de viticultura y vinificación, gestionando sus 54 parcelas de viñedo de forma independiente –según las condiciones de suelo, variedad de uva y microclima– y realizando un seguimiento exhaustivo de las características que ofrecen los diferentes vinos, conforme a las pautas del Director Técnico Ángel Anocíbar y el asesor Pascal Delbeck.

Datos principales
Año de fundación:
1996
Propietario
Grupo Novartis