Beatriz Herranz se reencuentra con el verdejo mientras estaba sumergida en un proyecto de recuperación de viñas viejas de garnacha en Cebreros, elaborando un vino llamado La Fábula. Con ese ...

Leer más

Bodega: Barco del Corneta

Beatriz Herranz se reencuentra con el verdejo mientras estaba sumergida en un proyecto de recuperación de viñas viejas de garnacha en Cebreros, elaborando un vino llamado La Fábula. Con ese proyecto finalizado, regresa a La Seca (Valladolid), a los viñedos familiares, en concreto, a las viñas descepadas de su abuelo, para comenzar esta aventura con una pequeña bodega, dedicándose en cuerpo y alma al verdejo. Barco del Corneta es el fruto de su experiencia personal y profesional tras años vinculada al mundo de las viñas y el vino.

Con una elaboración artesanal, Barco del Corneta supone una apuesta por rescatar la esencia del verdejo, respetando la identidad de la variedad, del suelo y del clima. A partir de la añada de 2014, Barco del Corneta y Cucú crecen en producción y aparecen dos nuevos vinos: un verdejo de viñas viejas, de cepas centenarias, y un tinto de los Arribes del Duero, elaborado principalmente con la variedad autóctona Juan García.

Esta historia no podría arrancar en un lugar más auténtico que en el paraje de Cantarranas, en el término vallisoletano de La Seca.

Una ubicación perfecta por su suelo de arenas silíceas y cantos rodados, con una capa de subsuelo de arcilla y caliza en sus capas más profundas.

A 718 metros de altitud, esta viña pasa inviernos largos y veranos calurosos y secos, lo que hace que sus cepas busquen recursos hídricos en lo más profundo del suelo.

Aquí consiguen la auténtica expresión de la uva, gracias a su trabajo en ecológico, respetando así el medio ambiente y la biodiversidad de la viña.

Beatriz Herranz se reencuentra con el verdejo mientras estaba sumergida en un proyecto de recuperación de viñas viejas de garnacha en Cebreros, elaborando un vino llamado La Fábula. Con ese proyecto finalizado, regresa a La Seca (Valladolid), a los viñedos familiares, en concreto, a las viñas descepadas de su abuelo, para comenzar esta aventura con una pequeña bodega, dedicándose en cuerpo y alma al verdejo. Barco del Corneta es el fruto de su experiencia personal y profesional tras años vinculada al mundo de las viñas y el vino.

Con una elaboración artesanal, Barco del Corneta supone una apuesta por rescatar la esencia del verdejo, respetando la identidad de la variedad, del suelo y del clima. A partir de la añada de 2014, Barco del Corneta y Cucú crecen en producción y aparecen dos nuevos vinos: un verdejo de viñas viejas, de cepas centenarias, y un tinto de los Arribes del Duero, elaborado principalmente con la variedad autóctona Juan García.

Esta historia no podría arrancar en un lugar más auténtico que en el paraje de Cantarranas, en el término vallisoletano de La Seca.

Una ubicación perfecta por su suelo de arenas silíceas y cantos rodados, con una capa de subsuelo de arcilla y caliza en sus capas más profundas.

A 718 metros de altitud, esta viña pasa inviernos largos y veranos calurosos y secos, lo que hace que sus cepas busquen recursos hídricos en lo más profundo del suelo.

Aquí consiguen la auténtica expresión de la uva, gracias a su trabajo en ecológico, respetando así el medio ambiente y la biodiversidad de la viña.

Datos principales
Año de fundación:
2007
Propietario
Beatriz Herranz