El Regajal es un proyecto familiar que nace en 1998 con la plantación de un primer viñedo que en la actualidad se extiende sobre 14 hectáreas de las variedades Tempranillo, Caberne...

Leer más

Bodega: El Regajal

El Regajal es un proyecto familiar que nace en 1998 con la plantación de un primer viñedo que en la actualidad se extiende sobre 14 hectáreas de las variedades Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot, Petit Verdot y Syrah.

Los responsables de la bodega, Daniel García-Pita padre e hijo tuvieron claro que, en este entorno excepcional, se podía conseguir un “gran vino de Madrid”, un vino realmente fiel a su terroir. Por ello apostó por una viticultura biodinámica, un tipo de cultivo respetuoso de los ciclos naturales de la tierra. El viticultor del proyecto, Jérôme Bougnaud lo tiene claro: “el suelo es un ser vivo”. Para este enólogo francés, gran defensor de este tipo de cultivo, la biodinámica permite comprender las cosas en profundidad y se convierte casi en filosofía de vida.

El Regajal es una singular finca situada en el término de Aranjuez, en el límite sur de la Comunidad de Madrid, conocida desde mediados del siglo XIX por todos los entomólogos el mundo. En sus tierras viven 77 de las 225 especies de lepidópteros de la Península, interesantes no solo por su número si no también por la rareza de algunas de ellas. Organizaciones prestigiosas como la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y sus Recursos han declarado que “El Regajal es único, no solo en España sino en todo el mundo”.

La finca se estructura en una vaguada principal, rodeada de colinas y cerros, con vaguadas laterales, recorrida por un riachuelo alimentado por filtraciones del Mar de Ontigola. Su vegetación está dominada por coscojas, alternado con esparto, retama, tomillo, olivar y viña.

La actual propiedad de la finca ha hecho compatibles las actividades de investigación entomológica con un proyecto vitivinícola de gran calidad, a partir de un viñedo de 16 hectáreas y una bodega de vinificación y crianza. Siguiendo las pautas actuales del enoturismo en todo el mundo, es centro de organización de eventos empresariales y celebraciones sociales de todo tipo.

En el año 98 se comenzó la plantación de la viña, que actualmente se extiende sobre 16 hectáreas. Sus variedades son Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah. Se siguen criterios de cultivo de biodinámica, respetuoso con los ciclos naturales de la tierra, para obtener unos vinos realmente fieles a su terroir.

El Regajal es un proyecto familiar que nace en 1998 con la plantación de un primer viñedo que en la actualidad se extiende sobre 14 hectáreas de las variedades Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot, Petit Verdot y Syrah.

Los responsables de la bodega, Daniel García-Pita padre e hijo tuvieron claro que, en este entorno excepcional, se podía conseguir un “gran vino de Madrid”, un vino realmente fiel a su terroir. Por ello apostó por una viticultura biodinámica, un tipo de cultivo respetuoso de los ciclos naturales de la tierra. El viticultor del proyecto, Jérôme Bougnaud lo tiene claro: “el suelo es un ser vivo”. Para este enólogo francés, gran defensor de este tipo de cultivo, la biodinámica permite comprender las cosas en profundidad y se convierte casi en filosofía de vida.

El Regajal es una singular finca situada en el término de Aranjuez, en el límite sur de la Comunidad de Madrid, conocida desde mediados del siglo XIX por todos los entomólogos el mundo. En sus tierras viven 77 de las 225 especies de lepidópteros de la Península, interesantes no solo por su número si no también por la rareza de algunas de ellas. Organizaciones prestigiosas como la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y sus Recursos han declarado que “El Regajal es único, no solo en España sino en todo el mundo”.

La finca se estructura en una vaguada principal, rodeada de colinas y cerros, con vaguadas laterales, recorrida por un riachuelo alimentado por filtraciones del Mar de Ontigola. Su vegetación está dominada por coscojas, alternado con esparto, retama, tomillo, olivar y viña.

La actual propiedad de la finca ha hecho compatibles las actividades de investigación entomológica con un proyecto vitivinícola de gran calidad, a partir de un viñedo de 16 hectáreas y una bodega de vinificación y crianza. Siguiendo las pautas actuales del enoturismo en todo el mundo, es centro de organización de eventos empresariales y celebraciones sociales de todo tipo.

En el año 98 se comenzó la plantación de la viña, que actualmente se extiende sobre 16 hectáreas. Sus variedades son Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah. Se siguen criterios de cultivo de biodinámica, respetuoso con los ciclos naturales de la tierra, para obtener unos vinos realmente fieles a su terroir.

Datos principales
Año de fundación:
1998
Propietario
Daniel García-Pita