Bodegas Menade se fundó en el año 2005, pero Alejandra, Marco y Richard son la sexta generación de una familia dedicada al vino.

La verdadera historia de la familia comenzó en 1...

Leer más

Bodega: Menade

Bodegas Menade se fundó en el año 2005, pero Alejandra, Marco y Richard son la sexta generación de una familia dedicada al vino.

La verdadera historia de la familia comenzó en 1820, cuando los antepasados cultivaban la viña en diversas localidades hoy adscritas a la D.O. Rueda. La elaboración de los vinos se realizaba en lo que hoy se ha bautizado como ‘Menade by Secala’, una bodega subterránea excavada en la roca a principios del Siglo XIX.

Entonces, La Seca contaba en su núcleo urbano con numerosas bodegas, ahora derrumbadas por el paso del tiempo y la imposibilidad de mantenerlas. ‘Menade by Secala’ conserva la arquitectura propia de sus inicios, aunque con mejoras posteriores, un lugar perfecto para que las barricas, tinas y las botellas históricas reposen en paz debido a las condiciones de temperatura y humedad homogéneas durante todo el año.

Cada una de las generaciones de la familia comenzó a elaborar sus vinos en este histórico lagar y cada una de ellas tuvo una visión pionera en la zona para hacer vinos de calidad; pero a principios de los años 2.000 los hermanos Sanz decidieron iniciar su comenzar su propio proyecto: Alejandra en exportación y comunicación, Marco en viticultura y Richard en enología, basado en el respeto por la naturaleza y en la vuelta a la tradición.

Pioneros en la certificación ecológica de la bodega y del viñedo en las denominaciones que les ampara, Rueda, hoy sus vinos se hacen grandes a base de ilusión, esfuerzo y constancia. La espontaneidad en sus elaboraciones, la naturalidad de sus vinos, la transmisión de sensaciones y su incondicionalidad por lo ecológico manifiestan su fuerza por recuperar la autenticidad en los Verdejos y su lado más innato. Mantienen sus vinificaciones a golpe de innovación, talento y trabajo. Aúnan una extrovertida identidad que con sus inquietas mentes han llevado a posicionar sus vinos en más de 25 países.

Bodegas Menade se fundó en el año 2005, pero Alejandra, Marco y Richard son la sexta generación de una familia dedicada al vino.

La verdadera historia de la familia comenzó en 1820, cuando los antepasados cultivaban la viña en diversas localidades hoy adscritas a la D.O. Rueda. La elaboración de los vinos se realizaba en lo que hoy se ha bautizado como ‘Menade by Secala’, una bodega subterránea excavada en la roca a principios del Siglo XIX.

Entonces, La Seca contaba en su núcleo urbano con numerosas bodegas, ahora derrumbadas por el paso del tiempo y la imposibilidad de mantenerlas. ‘Menade by Secala’ conserva la arquitectura propia de sus inicios, aunque con mejoras posteriores, un lugar perfecto para que las barricas, tinas y las botellas históricas reposen en paz debido a las condiciones de temperatura y humedad homogéneas durante todo el año.

Cada una de las generaciones de la familia comenzó a elaborar sus vinos en este histórico lagar y cada una de ellas tuvo una visión pionera en la zona para hacer vinos de calidad; pero a principios de los años 2.000 los hermanos Sanz decidieron iniciar su comenzar su propio proyecto: Alejandra en exportación y comunicación, Marco en viticultura y Richard en enología, basado en el respeto por la naturaleza y en la vuelta a la tradición.

Pioneros en la certificación ecológica de la bodega y del viñedo en las denominaciones que les ampara, Rueda, hoy sus vinos se hacen grandes a base de ilusión, esfuerzo y constancia. La espontaneidad en sus elaboraciones, la naturalidad de sus vinos, la transmisión de sensaciones y su incondicionalidad por lo ecológico manifiestan su fuerza por recuperar la autenticidad en los Verdejos y su lado más innato. Mantienen sus vinificaciones a golpe de innovación, talento y trabajo. Aúnan una extrovertida identidad que con sus inquietas mentes han llevado a posicionar sus vinos en más de 25 países.

Datos principales
Año de fundación:
2005
Propietario
Ricardo Sanz