Ossian es uno de los proyectos más ambiciosos de cuantos han visto la luz en los últimos años en la D.O. de moda entre los blancos españoles, Rueda.

La bodega, asentada en el p...

Leer más

Bodega: Ossian

Ossian es uno de los proyectos más ambiciosos de cuantos han visto la luz en los últimos años en la D.O. de moda entre los blancos españoles, Rueda.

La bodega, asentada en el pueblo segoviano de Nieva, nació por la iniciativa de Javier Zaccagnini, inquieto propietario de Aalto, e Ismael Gonzalo, propietario de viñas muy viejas (entre 80 y 180 años) en el mejor entorno de Rueda, a unos 900 metros de altitud.

Ya desde sus primeros pasos, los fundadores de Ossian contaron con el asesoramiento del enólogo borgoñón Pierre Millemann con el objetivo de elaborar un verdejo diferente, de producción ecológica, que pudiera situarse en la elite de los mejores blancos de España.

En el año 2013, la familia Ruiz (Pago de Carraovejas), adquirió la mayor parte de las acciones de Ossian y Zaccagnini abandonó la empresa. Aún así, la joven bodega continúa orientada a los mismos altos estándares de calidad.

En Ossian quieren recuperar la esencia de ese verdejo auténtico, del verdejo capaz de transmitir la expresión de un paisaje, de un verdejo capaz de envejecer igual de bien que lo han hecho las cepas de las que proviene.

Potenciando la singularidad. Para destacar ese tesoro en forma de viña, respetan al máximo la materia prima y su procedencia. Se realizan elaboraciones seleccionadas por tipo de suelo y por características del viñedo. La uva será seleccionada en mesa a su entrada a la bodega antes de llegar a nuestras pequeñas prensas, con pisado previo. El mosto obtenido, de muy bajo rendimiento, realizará la fermentación y crianza en pequeños volúmenes tanto en barrica como en acero inoxidable.

La mayor parte de todo el viñedo se encuentra en Nieva y alrededores, donde arraiga en suelos de matriz arenosa, a una altitud media de 900 metros sobre el nivel del mar, sobrepasando incluso los mil en algunas parcelas.

Las cepas de Ossian fueron plantadas en sistema de pie franco, sus raíces penetran con mucha profundidad en el terreno desarrollando un sistema radicular completo que contribuye, finalmente, a un mayor equilibrio y expresi­vidad en los vinos. Una lengua de pizarra del Cámbrico rodea el pueblo de Santa María la Real de Nieva.

Son materia­les antiquísimos y sobre ellos se asientan los majuelos de los que proceden las uvas de Capitel. Una singular mineralidad, angulosa y fría, se manifiesta en este vino nacido de las pardas capas de esquisto.

Ossian es uno de los proyectos más ambiciosos de cuantos han visto la luz en los últimos años en la D.O. de moda entre los blancos españoles, Rueda.

La bodega, asentada en el pueblo segoviano de Nieva, nació por la iniciativa de Javier Zaccagnini, inquieto propietario de Aalto, e Ismael Gonzalo, propietario de viñas muy viejas (entre 80 y 180 años) en el mejor entorno de Rueda, a unos 900 metros de altitud.

Ya desde sus primeros pasos, los fundadores de Ossian contaron con el asesoramiento del enólogo borgoñón Pierre Millemann con el objetivo de elaborar un verdejo diferente, de producción ecológica, que pudiera situarse en la elite de los mejores blancos de España.

En el año 2013, la familia Ruiz (Pago de Carraovejas), adquirió la mayor parte de las acciones de Ossian y Zaccagnini abandonó la empresa. Aún así, la joven bodega continúa orientada a los mismos altos estándares de calidad.

En Ossian quieren recuperar la esencia de ese verdejo auténtico, del verdejo capaz de transmitir la expresión de un paisaje, de un verdejo capaz de envejecer igual de bien que lo han hecho las cepas de las que proviene.

Potenciando la singularidad. Para destacar ese tesoro en forma de viña, respetan al máximo la materia prima y su procedencia. Se realizan elaboraciones seleccionadas por tipo de suelo y por características del viñedo. La uva será seleccionada en mesa a su entrada a la bodega antes de llegar a nuestras pequeñas prensas, con pisado previo. El mosto obtenido, de muy bajo rendimiento, realizará la fermentación y crianza en pequeños volúmenes tanto en barrica como en acero inoxidable.

La mayor parte de todo el viñedo se encuentra en Nieva y alrededores, donde arraiga en suelos de matriz arenosa, a una altitud media de 900 metros sobre el nivel del mar, sobrepasando incluso los mil en algunas parcelas.

Las cepas de Ossian fueron plantadas en sistema de pie franco, sus raíces penetran con mucha profundidad en el terreno desarrollando un sistema radicular completo que contribuye, finalmente, a un mayor equilibrio y expresi­vidad en los vinos. Una lengua de pizarra del Cámbrico rodea el pueblo de Santa María la Real de Nieva.

Son materia­les antiquísimos y sobre ellos se asientan los majuelos de los que proceden las uvas de Capitel. Una singular mineralidad, angulosa y fría, se manifiesta en este vino nacido de las pardas capas de esquisto.

Datos principales
Año de fundación:
2005
Producción total:
150.000
Propietario
Familia Ruiz (Pago de Carraovejas)