Vinos de Celler Credo

Referente en el mundo del cava, a comienzos de los 90 el Grupo Recaredo dio un paso más en consolidada trayectoria con Celler Credo. Un atractivo y atrevido proyecto para elaborar vin...

Leer más

Bodega: Celler Credo

Referente en el mundo del cava, a comienzos de los 90 el Grupo Recaredo dio un paso más en consolidada trayectoria con Celler Credo. Un atractivo y atrevido proyecto para elaborar vinos tranquilos con la variedad Xarel.lo como leit motiv.

La variedad mediterránea de la Xarel·lo es el leit motiv del proyecto vinícola del Celler Credo y el hilo argumental que da origen a sus vinos. Trabajados con las lías, macerados con las pieles o con los raspones, elaborados sin añadir sulfitos, hechos hoy con técnicas que ayer aprendieron de sus abuelos...

En Celler Credo se definen como defensores de la bio (vida) y la dinámica (movimiento). Se mueven por unos valores que les acercan a la tierra, a los territorios y a los paisajes de los que forman parte.

Asumen el compromiso de elaborar vinos blancos de terruño. Sin fertilizantes químicos, ni pesticidas ni herbicidas. Vinos que se sinceran y se erigen en cronistas de una historia sensorial sin artificios, genuina. Es un diálogo entre el hombre, la variedad y la tierra; un diálogo con mucho que decir y nada que ocultar.

Referente en el mundo del cava, a comienzos de los 90 el Grupo Recaredo dio un paso más en consolidada trayectoria con Celler Credo. Un atractivo y atrevido proyecto para elaborar vinos tranquilos con la variedad Xarel.lo como leit motiv.

La variedad mediterránea de la Xarel·lo es el leit motiv del proyecto vinícola del Celler Credo y el hilo argumental que da origen a sus vinos. Trabajados con las lías, macerados con las pieles o con los raspones, elaborados sin añadir sulfitos, hechos hoy con técnicas que ayer aprendieron de sus abuelos...

En Celler Credo se definen como defensores de la bio (vida) y la dinámica (movimiento). Se mueven por unos valores que les acercan a la tierra, a los territorios y a los paisajes de los que forman parte.

Asumen el compromiso de elaborar vinos blancos de terruño. Sin fertilizantes químicos, ni pesticidas ni herbicidas. Vinos que se sinceran y se erigen en cronistas de una historia sensorial sin artificios, genuina. Es un diálogo entre el hombre, la variedad y la tierra; un diálogo con mucho que decir y nada que ocultar.

Datos principales
Año de fundación:
Años 90
Propietario
Familia Recaredo