Vinos de Clos Lentiscus

En la Masía Can Ramón la actividad vitivinícola, por lo que concierne al cultivo y elaboración como a la comercialización de vinos con colonias americanas y el mercado al sur del país galo, se inic...

Leer más

Bodega: Clos Lentiscus

En la Masía Can Ramón la actividad vitivinícola, por lo que concierne al cultivo y elaboración como a la comercialización de vinos con colonias americanas y el mercado al sur del país galo, se inicia en el siglo XIV. Esta actividad se vio paralizada por la eclosión de la filoxera y la modernización de la región con la industria que absorbió la mano de obra que anteriormente se ocupaba en el viñedo. Poco a poco, las tierras dejaron de cultivarse e incluso las más alejadas de la propiedad fueron ocupadas por la vegetación de un bosque mediterráneo.

No es hasta el año 2001 que la bodega Can Ramón Viticultors del Montgròs del Penedès, ubicada en el municipio de Sant Pere de Ribes, en pleno Parc Natural del Macizo del Garraf frente al mar Mediterráneo, retoma la actividad vitivinícola de la mano de los hermanos Manel y Joan Aviñó. Este proyecto se concibe con la idea de elaborar vinos y cavas de Can Ramón tal y como se había hecho antaño, siguiendo el calendario lunar que determina cuando deben empezarse las distintas tareas vitícolas y empleando conceptos agrícolas respetuosos con el medio ambiente, sin usos de herbicidas y pesticidas, además de utilizar parámetros biodinámicos.

En esta región con pendientes de hasta un 30% de desnivel, los viñedos han ocupado en las laderas del Montgròs (358 m) los terrenos menos fértiles en terrazas de pared de “piedra seca”, sobre suelos albarizos de naturaleza calcárea combinada con arcillas, de poca profundidad y con un importante componente mineral. Esta combinación limita la producción de una viña que proporciona un fruto del que se elaboran vinos de un carácter muy singular, mineral, y de una gran calidad. Los vinos blancos de Can Ramón consiguen un alto potencial de envejecimiento manteniendo el carácter mineral.

El conjunto de parcelas cultivadas de Clos Lentiscus no superan las 22 hectáreas, e individualmente no alcanzan la extensión de una hectárea. Las variedades autóctonas del Macizo del Garraf, Xarel·lo, Malvasía de Sitges y Sumoll, ocupan el 95% de todo el cultivo y el restante 5% se compone de las variedades Samsó (Cariñena) y Ull de Llebre (Tempranillo).

En Can Ramón todos los cavas Clos Lentiscus son elaboraciones monovarietales de las variedades Samsó para el rosado, Malvasía de Sitges para el Blanc de Blancs y la Sumoll para el Blanc de Noir. Todos ellos se elaboran de vinos base obtenidos bajo cánones de la biodinámica para disfrutar de la máxima expresión del vino espumoso Clos Lentiscus de Can Ramón Viticultors.

En la Masía Can Ramón la actividad vitivinícola, por lo que concierne al cultivo y elaboración como a la comercialización de vinos con colonias americanas y el mercado al sur del país galo, se inicia en el siglo XIV. Esta actividad se vio paralizada por la eclosión de la filoxera y la modernización de la región con la industria que absorbió la mano de obra que anteriormente se ocupaba en el viñedo. Poco a poco, las tierras dejaron de cultivarse e incluso las más alejadas de la propiedad fueron ocupadas por la vegetación de un bosque mediterráneo.

No es hasta el año 2001 que la bodega Can Ramón Viticultors del Montgròs del Penedès, ubicada en el municipio de Sant Pere de Ribes, en pleno Parc Natural del Macizo del Garraf frente al mar Mediterráneo, retoma la actividad vitivinícola de la mano de los hermanos Manel y Joan Aviñó. Este proyecto se concibe con la idea de elaborar vinos y cavas de Can Ramón tal y como se había hecho antaño, siguiendo el calendario lunar que determina cuando deben empezarse las distintas tareas vitícolas y empleando conceptos agrícolas respetuosos con el medio ambiente, sin usos de herbicidas y pesticidas, además de utilizar parámetros biodinámicos.

En esta región con pendientes de hasta un 30% de desnivel, los viñedos han ocupado en las laderas del Montgròs (358 m) los terrenos menos fértiles en terrazas de pared de “piedra seca”, sobre suelos albarizos de naturaleza calcárea combinada con arcillas, de poca profundidad y con un importante componente mineral. Esta combinación limita la producción de una viña que proporciona un fruto del que se elaboran vinos de un carácter muy singular, mineral, y de una gran calidad. Los vinos blancos de Can Ramón consiguen un alto potencial de envejecimiento manteniendo el carácter mineral.

El conjunto de parcelas cultivadas de Clos Lentiscus no superan las 22 hectáreas, e individualmente no alcanzan la extensión de una hectárea. Las variedades autóctonas del Macizo del Garraf, Xarel·lo, Malvasía de Sitges y Sumoll, ocupan el 95% de todo el cultivo y el restante 5% se compone de las variedades Samsó (Cariñena) y Ull de Llebre (Tempranillo).

En Can Ramón todos los cavas Clos Lentiscus son elaboraciones monovarietales de las variedades Samsó para el rosado, Malvasía de Sitges para el Blanc de Blancs y la Sumoll para el Blanc de Noir. Todos ellos se elaboran de vinos base obtenidos bajo cánones de la biodinámica para disfrutar de la máxima expresión del vino espumoso Clos Lentiscus de Can Ramón Viticultors.

Datos principales
Año de fundación:
2001
Propietario
Hermanos Manel y Joan Aviñó