Las vidas de Daniel Landi (Madrid, 1.977), filósofo y viticultor de familia, y Fernando García (Madrid, 1.978), agrónomo y montañero, se cruzan estudiando enología en la universidad. ...

Leer más

Bodega: Comando G

Las vidas de Daniel Landi (Madrid, 1.977), filósofo y viticultor de familia, y Fernando García (Madrid, 1.978), agrónomo y montañero, se cruzan estudiando enología en la universidad. Nace allí una amistad a través de botellas, música, viajes compartidos y un profundo amor por la viña y la naturaleza.

De filosofía borgoñona, poco después fundan Comando G (Gredos, Granito, Garnacha) y comienzan a buscar viñedos a lo largo de toda la Sierra de Gredos, elaborando sus vinos siempre desde el respeto al lugar.

En la actualidad, trabajan 12 hectáreas sobre granito y 3 hectáreas sobre pizarra ofreciendo así una foto completa de los distintos suelos y paisajes de Gredos. Descubridores de zonas olvidadas de la Sierra y principales dinamizadores de la región, el resurgir de Gredos no se entiende sin Comando G.

Agricultores, artesanos, de pequeñas producciones, centrados en la viña y con precisas elaboraciones, en poco tiempo Comando G se ha convertido en una bodega de culto, cuyas botellas son consideradas una de las mas finas expresiones de la garnacha en el mundo.

Las vidas de Daniel Landi (Madrid, 1.977), filósofo y viticultor de familia, y Fernando García (Madrid, 1.978), agrónomo y montañero, se cruzan estudiando enología en la universidad. Nace allí una amistad a través de botellas, música, viajes compartidos y un profundo amor por la viña y la naturaleza.

De filosofía borgoñona, poco después fundan Comando G (Gredos, Granito, Garnacha) y comienzan a buscar viñedos a lo largo de toda la Sierra de Gredos, elaborando sus vinos siempre desde el respeto al lugar.

En la actualidad, trabajan 12 hectáreas sobre granito y 3 hectáreas sobre pizarra ofreciendo así una foto completa de los distintos suelos y paisajes de Gredos. Descubridores de zonas olvidadas de la Sierra y principales dinamizadores de la región, el resurgir de Gredos no se entiende sin Comando G.

Agricultores, artesanos, de pequeñas producciones, centrados en la viña y con precisas elaboraciones, en poco tiempo Comando G se ha convertido en una bodega de culto, cuyas botellas son consideradas una de las mas finas expresiones de la garnacha en el mundo.

Datos principales
Año de fundación:
2008
Producción total:
60.000 botellas.
Propietario
Fernando García y Daniel Gómez Jiménez-Landi