Vinos de Primitivo Quiles

La bodega Primitivo Quiles es, sin duda, la más antiguas de entre las que constituyen la muy decana DOP Alicante. Desde 1780 hay vestigios en la familia de su tradición enológica. Aun...

Leer más

Bodega: Primitivo Quiles

La bodega Primitivo Quiles es, sin duda, la más antiguas de entre las que constituyen la muy decana DOP Alicante. Desde 1780 hay vestigios en la familia de su tradición enológica. Aunque en el último siglo es cuando la bodega ha protegido esos vínculos con ese pasado, su familia y, muy de forma especial, su vinculación con el terreno. La bodega en sí se constituye en 1906.

Desde Monóver hoy en día, pero enlazando siempre Jumilla, Pinoso,… los Quiles han sido uno de los primeros impulsores de la comercialización en la zona, especialmente en el paso del vino por la botella. Y en ese recorrido, un denominador común ha sido el monastrell, que conocen como pocos pues lo han visto evolucionar en toda la zona y han hecho de sus tintos verdaderas referencias de la tradición.

Pocos hablan como ellos. Pocos tienen tanta base cultural como ellos. Pocos guardan el celo de su familia, su bodega, sus instalaciones en el centro de Monóver, al lado de la plaza de toros y sus barricas de un Fondillón que es la suma de todo y a la vez, el alma de esa familia. Tal es el rigor y el ambiente que se respira al entrar a esa cava. Un silencio, un misticismo, un tiempo… que es de lo más auténtico que guarda hoy en día la provincia de Alicante (lástima las viejas casas de la huerta de Alicante y las familias que malvendieron toneles, propiedades,…

Sus vinos beben de toda esa suma y están llenos de valor añadido, además del propio valor organoléptico que atesoran. La bodega comienza su catálogo de vinos con ese “Cono4” que es un auténtico vintage de la gastronomía alicantina. Primera marca conocida de los Vinos Alicante DOP en el siglo XX. Un monastrell de perfil clásico y potente tanino. Después podemos encontrar ese “Raspay” que es una joya por su crianza, su base de monastrell de vasos viejos y hasta ese etiquetado. El “Primitivo Quiles Roble” es una versión moderna del vino, con menos madera y lleno de la fruta madura característica con toques algo balsámicos.

Además de estos tintos, la bodega saca su traje de novia con los vinos especiales o raros. Ese “Primitivo Quiles Extra Extra”, ese “Gran Imperial” y como culmen, el “Fondillón Primitivo 1948” o el “Abuelo” . Quien tiene una botella en casa es como si tuviese un traje de alta costura o una joya única,…. Así es el remanente histórico, la delicia en boca, su simbología vinícola y territorial…. Primitivo Quiles es pura raíz.

La bodega Primitivo Quiles es, sin duda, la más antiguas de entre las que constituyen la muy decana DOP Alicante. Desde 1780 hay vestigios en la familia de su tradición enológica. Aunque en el último siglo es cuando la bodega ha protegido esos vínculos con ese pasado, su familia y, muy de forma especial, su vinculación con el terreno. La bodega en sí se constituye en 1906.

Desde Monóver hoy en día, pero enlazando siempre Jumilla, Pinoso,… los Quiles han sido uno de los primeros impulsores de la comercialización en la zona, especialmente en el paso del vino por la botella. Y en ese recorrido, un denominador común ha sido el monastrell, que conocen como pocos pues lo han visto evolucionar en toda la zona y han hecho de sus tintos verdaderas referencias de la tradición.

Pocos hablan como ellos. Pocos tienen tanta base cultural como ellos. Pocos guardan el celo de su familia, su bodega, sus instalaciones en el centro de Monóver, al lado de la plaza de toros y sus barricas de un Fondillón que es la suma de todo y a la vez, el alma de esa familia. Tal es el rigor y el ambiente que se respira al entrar a esa cava. Un silencio, un misticismo, un tiempo… que es de lo más auténtico que guarda hoy en día la provincia de Alicante (lástima las viejas casas de la huerta de Alicante y las familias que malvendieron toneles, propiedades,…

Sus vinos beben de toda esa suma y están llenos de valor añadido, además del propio valor organoléptico que atesoran. La bodega comienza su catálogo de vinos con ese “Cono4” que es un auténtico vintage de la gastronomía alicantina. Primera marca conocida de los Vinos Alicante DOP en el siglo XX. Un monastrell de perfil clásico y potente tanino. Después podemos encontrar ese “Raspay” que es una joya por su crianza, su base de monastrell de vasos viejos y hasta ese etiquetado. El “Primitivo Quiles Roble” es una versión moderna del vino, con menos madera y lleno de la fruta madura característica con toques algo balsámicos.

Además de estos tintos, la bodega saca su traje de novia con los vinos especiales o raros. Ese “Primitivo Quiles Extra Extra”, ese “Gran Imperial” y como culmen, el “Fondillón Primitivo 1948” o el “Abuelo” . Quien tiene una botella en casa es como si tuviese un traje de alta costura o una joya única,…. Así es el remanente histórico, la delicia en boca, su simbología vinícola y territorial…. Primitivo Quiles es pura raíz.

Datos principales
Año de fundación:
1903
Propietario
Primitivo Quiles Román