Vinos de Celler Del Roure

Celler del Roure es uno de los proyectos más interesantes de Valencia. La bodega, situada al suroeste de la provincia dentro de la subzona de Monxent, se sitúa en el triángulo cono...

Leer más

Bodega: Celler del Roure

Celler del Roure es uno de los proyectos más interesantes de Valencia. La bodega, situada al suroeste de la provincia dentro de la subzona de Monxent, se sitúa en el triángulo conocido como "la Toscana valenciana".

Fue creada en 1996 por Pablo Calatayud tras finalizar sus estudios de agrónomos y por su padre. Ninguno de los dos tenía experiencia en el mundo del vino (de hecho, la familia se dedicaba a la industria del mueble) pero estaban decididos a cultivar viñas en su tierra natal. Empezaron plantando tempranillo, merlot y cabernet sauvignon, que era las uvas de moda entonces y que, junto a algo de monastrell, fueron la base de sus primeros vinos.

Hace años descubrió que las cepas de “mandó” iban desapareciendo aún siendo de muy buena calidad. Quiso recuperarlas, las investigó y desde entonces se está esforzando para recuperar viñedos de este cepaje o reinjertar otras variedades. Tiene 300 cepas muy viejas y ya tiene plantadas cuatro hectáreas más.

El Celler del Roure ha adquirido la Bodega Fonda de Moixent. Construida en la primera mitad del siglo XVII, la bodega Fonda es un auténtico patrimonio histórico. Contiene cien tinas de entre 1.000 y 2.000 litros perfectamente conservadas y cuidadas, están empotradas en el subsuelo de las galerías, y todo está en perfecto estado de revista, desde la iluminación hasta la aireación.

Celler del Roure es uno de los proyectos más interesantes de Valencia. La bodega, situada al suroeste de la provincia dentro de la subzona de Monxent, se sitúa en el triángulo conocido como "la Toscana valenciana".

Fue creada en 1996 por Pablo Calatayud tras finalizar sus estudios de agrónomos y por su padre. Ninguno de los dos tenía experiencia en el mundo del vino (de hecho, la familia se dedicaba a la industria del mueble) pero estaban decididos a cultivar viñas en su tierra natal. Empezaron plantando tempranillo, merlot y cabernet sauvignon, que era las uvas de moda entonces y que, junto a algo de monastrell, fueron la base de sus primeros vinos.

Hace años descubrió que las cepas de “mandó” iban desapareciendo aún siendo de muy buena calidad. Quiso recuperarlas, las investigó y desde entonces se está esforzando para recuperar viñedos de este cepaje o reinjertar otras variedades. Tiene 300 cepas muy viejas y ya tiene plantadas cuatro hectáreas más.

El Celler del Roure ha adquirido la Bodega Fonda de Moixent. Construida en la primera mitad del siglo XVII, la bodega Fonda es un auténtico patrimonio histórico. Contiene cien tinas de entre 1.000 y 2.000 litros perfectamente conservadas y cuidadas, están empotradas en el subsuelo de las galerías, y todo está en perfecto estado de revista, desde la iluminación hasta la aireación.

Datos principales
Año de fundación:
1996
Propietario
Pablo Calatayud